Murió Ernestina  Herrera de Noble,  dueña del Grupo Clarín
FIN DE UNA ERA

Murió Ernestina Herrera de Noble, dueña del Grupo Clarín

La empresaria periodística Ernestina Herrera de Noble, una de las principales propietarias del Grupo Clarín, murió ayer a los 92 años, según confirmó ese medio de prensa.
La viuda de Roberto Noble dirigió el diario Clarín durante casi cincuenta años y se convirtió en una de las mujeres con más fortuna de la Argentina.
Durante su gestión al frente de Clarín, el diario pasó a formar parte del mayor multimedios del país.
En los últimos años, la empresa protagonizó fuertes tensiones con el gobierno de la ex presidenta Cristina de Kirchner.
La empresaria había nacido el 7 de junio de 1925 en la ciudad de Buenos Aires, y a comienzos de la década del 50, siendo bailarina de flamenco, conoció a Roberto Noble, entonces del diario Clarín.
En 1967 contrajo matrimonio con el empresario periodístico, quien murió dos años más tarde y a partir de allí ocupó la dirección del diario, respaldada por el economista y político desarrollista Rogelio Frigerio.
Hacia 1980, Clarín se convirtió en el diario de habla hispana de mayor distribución en todo el mundo, en tanto que a partir de la década del 80 comenzó a adquirir otros medios.
Durante la década de 1990 se consolidó el multimedios y en 1999 se conformó Grupo Clarín SA, el mayor conglomerado de medios de comunicación en la Argentina, del que Ernestina Herrera de Noble fue una de las principales accionarias.
Una gran controversia se generó en su momento con respecto a la identidad de los hijos adoptivos de Herrera de Noble, Marcela y Felipe Noble Herrera, luego de que en 2002 Abuelas de Plaza de Mayo realizara una denuncia penal según la cual los jóvenes podrían haber sido hijos de desaparecidos.
Tras una larga disputa judicial, el 11 de julio de 2011 se supo que un examen realizado en el Banco Nacional de Datos Genéticos (Bndg) reveló que Marcela y Felipe Noble Herrera no son hijos de las dos familias querellantes, Miranda-Lanoscou y García-Gualdero, que reclamaban por la filiación de los dos jóvenes.

COMENTARIOS