Tafí del Valle: la “perla” del Noroeste
TURISMO

Tafí del Valle: la “perla” del Noroeste

Una privilegiada zona de Tucumán, con muy fácil acceso y que se recorre a través de un bellísimo circuito que tiene un trayecto total de 107 kilómetros por la ruta provincial 301, entre esa apacible localidad situada entre montañas y la no menos atractiva capital de la Provincia.

El circuito turístico Tafí del Valle, que recorre 107 kilómetros por la ruta provincial 301 entre esa localidad del oeste tucumano y San Miguel de Tucumán, permite disfrutar de las mejores vistas de los cerros, valles y ríos de esa zona y acceder a rincones llenos de encanto, historia y tradición que permiten recrear los valores culturales del noroeste argentino.
La primera opción para apreciar la belleza paisajística de este recorrido es la Quebrada de Lules, un espacio verde que se abre entre dos grandes montañas y da paso al agua de las vertientes y manantiales que alimentan el río Lules.
La zona tiene una gran riqueza natural y también se destaca por sus grandes plantaciones de frutillas, que le dan un color y un aroma especial a todo el paisaje.

Parque Temático

El circuito Tafí del Valle continúa en Famaillá, localidad conocida como la “capital nacional de la empanada”, que tiene al Parque Temático Histórico del Bicentenario, al museo a cielo abierto Juan Carlos Iramain, a la galería temática de la Veneración, al balneario municipal y al “Parque Jurásico” como sus mayores atractivos turísticos.
Estos sitios pueden visitarse mientras se degustan las exquisitas empanadas típicas de la zona, las que son elaboradas en innumerable cantidad de puestos distribuidos a la vera de la ruta.

Museo de Atahualpa

La tercer parada del recorrido se puede realizar en Acheral, donde la visita al Museo Atahualpa Yupanqui es una actividad imperdible.
El museo permite conocer, a través de objetos personales y relatos, la historia del gran músico popular, quien frecuentó durante largo tiempo en este hermoso paraje del pedemonte tucumano.
El circuito, entre Acheral y El Mollar, reconoce tres sitios importantes para apreciar las bellezas paisajísticas de esa zona, que son la reserva natural Los Sosa, el Cerro Nuñorco Grande y el Monumento al Chasqui.
La reserva natural Los Sosa es un área protegida que se caracteriza por conservar la vegetación típica de las yungas entre el serpenteante camino que traza el río Los Sosa.
El Monumento al Chasqui, popularmente conocido como monumento al Indio, es una imponente escultura de 6 metros de alto apoyada sobre una base de 10 metros ubicada a 1.100 metros de altura. La estatua, con los distintos matices del sol, refleja una variedad de colores que van del dorado al ocre y que provocan un bello contraste con el verde de la vegetación que domina la zona. La trepada al Ñuñorco Grande, una de las cumbres más atractivas de los Valles del Tafí, es un destino ideal para quienes disfrutan de las actividades al aire libre, ya que es de fácil acceso y tiene desarrollados varios senderos para su mejor recorrido.

El último tramo

La localidad de El Mollar es la última parada antes de finalizar el circuito imperdible entre Tafí del Valle y la ciudad de San Miguel de Tucumán.
En este tan pintoresco lugar se puede disfrutar de la reserva natural La Angostura y del dique del mismo nombre, de la reserva natural Quebrada del Portugués y de las riquezas culturales de los parajes Las Carreras y La Ovejería.

COMENTARIOS