MODA

Maxifaldas a full

Este tipo de prendas, en cualquiera de sus formas y texturas, está de vuelta. Una opción básica para el día y la noche que no debe faltar en el guardarropas

Desde media pantorrilla hasta el suelo, las faldas largas están de vuelta y lejos de cubrir los encantos femeninos, estilizan la figura, son sugerentes y resultan frescas y cómodas para la época de primavera y verano.
Si bien esta prenda ya hizo su aparición durante el verano 2012, para el siguiente año tendrán más protagonismo porque se han confeccionado con textiles que aportan mayor volumen y movimiento al cuerpo.

En las pasarelas
El diseñador rondeño, David Delfín, exhibió faldas repletas de pliegues con mucho vuelo. Una de estas prendas, la más larga e impactante, fue la que presentó la modelo Bimba Bosé, que apareció en la pasarela dándole movimiento con sus largas piernas.
Roberto Verino, mostró faldas hasta el tobillo, hechas en seda y con estampados florales.
Otro que vistió a las modelos como verdaderas diosas griegas fue Juanjo Oliva, que mostró trajes largos de noche elaborados con seda y tul plisados para dar cuerpo a las piezas. Algunas de ellas, las más atrevidas presentaban telas que dejaban entrever las piernas a través de los suaves tejidos.
El madrileño Juan Duyos puso sobre la pasarela la falda a media pantorrilla muy al estilo de los años 50. Con materiales más pesados que otorgan caída y otros más volátiles y vaporosos, dotó a su colección, “Velada”, de un toque vintage cargado de feminidad.

Máximo provecho
Para la modista catalana Totón Comella, la falda larga “es un básico eterno”. Esta aporta frescura al cuerpo y al guardarropa porque se puede usar de día y de noche.
Y aunque parezca que al utilizar esta prenda, el calzado pasa desapercibido, no es así. En Cibeles, los creadores mostraron varios ejemplares con flats, pero la mayoría recurrían a los zapatos de cuña o los tacones finos que hacen ganar aún más centímetros para estilizar el cuerpo.
La tendencia va a que el corte de las faldas se usará más a la cintura y se marcará con el toque de cinturones finos hechos en colores terrosos y brillantes que hagan resaltar esta parte del cuerpo.

Cómodas y cancheras
Rocío López, asistente a varios desfiles en la Fashion Week Madrid, se confesó fanática de las maxifaldas.
“Al vestirlas, tienes la comodidad de un pantalón, pero con el toque femenino de una falda. Son elegantes y fáciles de combinar, las puedes usar con una camiseta para ir al trabajo o una blusa para salir a cenar. Te dan una sensación de estar listo para cualquier actividad”, comentó.
Un consejo que dan las modelos para vestir las faldas largas de forma más elegante y en tendencia es combinarlas con blusas sencillas que vayan por dentro. “Si se utilizan por fuera (las blusas), se corre el riesgo de tener menos chic y más hippy”, comentan entre ellas mientras las arreglan en el vestuario.

COMENTARIOS