None
JUNINENSE DESTACADA

Ivana Saccani en plenitud: como modelo, esposa y madre pasa por uno de sus mejores momentos

En diálogo exclusivo con DEMOCRACIA, la exitosa modelo juninense habló de su presente junto a Sebastián Estevanez y sus dos pequeños hijos.

La juninense Ivana Saccani no es solamente una de las mejores modelos profesionales de Argentina, sino también una dedicada madre y esposa, que ha sabido construir una familia estable.
Casada con el actor Sebastián Estevanez (quien actualmente protagoniza la exitosa novela televisiva “Dulce Amor”), tiene dos hijos: Francesca (4) y Benicio (2).
Sus raíces juninenses la atraen periódicamente hacia su familia compuesta por Claudio Saccani y Stella Bocelli y sus hermanas mayores Lorena y Mayra.
Su vida, desde los 15 años, ha sido el modelaje y para ello ha tenido que sacrificar algunas cosas, como por ejemplo, estudiar una carrera. Por su elección a edad tan temprana, dejó parte de su adolescencia en Junín, debió cambiar el Colegio Marianista, al que concurría para hacer el secundario, por otro en Capital, y así tantas cosas que seguramente la hicieron crecer, porque el ambiente en el que se movía era el del trabajo.
Tras ser descubierta por Pancho Dotto, debió radicarse en Capital Federal, siempre acompañada por su madre. Con el transcurso de los años, ya transformada en una hermosa mujer, Ivana ha sabido ganarse el respeto dentro del medio.

El modelaje

En diálogo con DEMOCRACIA, Ivana Saccani, de 28 años de edad, cuenta que está trabajando intensamente para distintas marcas de ropa como son Martina Di Trento, Rafael Garófano (alta costura) y Maia (lencería) entre otros, y que está pasando por uno de los momentos más plenos y lindos de su vida, donde puede trabajar tranquila, con la experiencia que tiene en su haber, y al mismo tiempo dedicarse a sus hijos pequeños y a su marido.
“Me gusta trabajar, lo hago desde que era adolescente, cuando me acompañaba mi madre a todos lados y era muy sacrificado abrirse camino. Ahora, luego de tener a mis dos hijos, lo estoy haciendo más activamente. Al mismo tiempo, junto con Esteban disfrutamos de los momentos en familia. El tiene mucho trabajo, a raíz del éxito de la novela que protagoniza, éxito que ni ellos mismos esperaban”, manifestó.
“Hace diez años que estamos juntos y se nos fue dando todo, compartimos la misma esencia que es querer estar con los seres queridos”, destacó.
A la pregunta cómo era trabajar en el ambiente del modelaje, que a veces parece áspero, por lo menos visto desde afuera, la entrevistada respondió: “Siempre tuve una personalidad muy tranquila, ‘con los pies sobre la tierra’, me gusta estar en equilibrio y también ahorrar”.
Sobre su experiencia como modelo en la revista Tendencia Hombres, con fotos muy hot, Saccani confió: “Era algo que la agencia me dijo que había que hacer y lo hice, pero cuando vi las fotos me quería matar. Para mí fue muy difícil, me iba de ahí llorando. Pero uno aprende de todo, incluso de las cosas que no quiere”.
Respecto a las cosas pendientes que quedaron en el tintero, señaló que en general está contenta con lo hecho hasta ahora, que cuando empezó a modelar intentó estudiar una carrera como Abogacía o Nutrición, pero no pudo. “Probé con Abogacía, pero no me gustó, en cambio Nutrición sí, pero no podía. Pasa que a mí me gusta hacer las cosas bien y me di cuenta que entre el estudio y el trabajo, no podía, entonces mi mamá me dijo: ‘disfrutá ahora de esto, que es ser modelo’, y le hice caso”, explicó.

Para la revista Caras

En abril último, Ivana Saccani y Sebastián Estevanez posaron para el fotógrafo de la revista Caras, con motivo de hacer una nota sobre el 10º aniversario de estar juntos. Viajaron junto a sus dos hijos a una isla brasileña de ensueño.
Allí, en medio de una nota periodística, ambos reafirmaron su unión, unión que por supuesto va más allá de un reportaje o un par de fotos, porque como Ivana dijo a DEMOCRACIA, ellos comparten una misma esencia: el amor, el amor a la familia, el verdadero amor que trasciende.

COMENTARIOS