Fecundación in vitro.
Fecundación in vitro.
FECUNDACIÓN EN VITRO

Los avances científicos permiten que más mujeres mayores de 40 años tengan hijos con sus propios óvulos

El 30% de ellas que se somete a una fecundación in vitro, lo consigue. Hasta ahora el porcentaje era del 15%. Los protocolos individualizados propician este buen resultado

Uno de los objetivos de los expertos en Fecundación In Vitro (FIV) es conseguir que la madre use sus propios óvulos a la hora de someterse a este tipo de tratamiento. Aunque la mejor opción y la de más éxito es la ovodonación, poco a poco lo están consiguiendo. Ahora el 30% de las mujeres entre 40 y 44 años ya puede tener hijos con sus propios óvulos. El dato se ha duplicado en los últimos años, debido a los nuevos protocolos personalizados. "Cabe recordar que a esta edad solo entre el 2% y el 3% de los embarazos naturales terminan en nacimientos de niño sano, en el caso que sea el primer hijo. La edad de la mujer es esencial en el éxito y también la buena calidad y cantidad de su reserva ovárica”, explica Jan Tesarik, doctor en medicina y cirugía y doctor en Ciencias.
“Conseguir que el 30% pueda usar sus propios óvulos es un éxito. Este avance es ideal para las parejas que no quieren usar la ovodonación bajo ningún concepto o la prefieren retrasar hasta que prueben todo lo posible con los suyos”, añade Tesarik, afincado en España. “Otra cuestión sería si una mujer de más de 40 años tuviera embriones u óvulos congelados de antes. En este caso, podría tener aún más probabilidades de éxito. Pero esto se da raramente y estos datos se refieren a las mujeres que no tienen esta oportunidad”, concreta el experto.
Según explica Tesarik, el porcentaje se desprende de un estudio publicado por un grupo de investigadores y médicos israelíes y estadounidenses en la revista Reproductive Biomedicine Online, en el que la tasa acumulativa de nacimiento de hijos sanos alcanza el 29% después de seis tentativas y hasta el 34% después de repetir 13 veces. Los ciclos de FIV son caros en España. Recordemos que la sanidad pública española solo financia el tratamiento hasta los 39 años. Pero no es así en otros países. Por ejemplo, en el anteriormente citado Israel, el Estado contribuye en el gasto de los tratamientos hasta los 45 años de las mujeres.
Las principales preocupaciones de las mujeres de 40 años o más es que el niño tenga algún tipo de anomalía, que tengan que repetir el tratamiento varias veces, con el consiguiente gasto económico, y la falta de información. Esto hace que muchas confíen en la ovodonación y que desconfíen de su propia genética. En este sentido, un estudio publicado en enero 2019 en la revista Acta Obstetricia et Gynecologica Scandinavica, demuestra la ausencia de diferencias significativas en la prevalencia de defectos congénitos entre niños nacidos utilizando los propios óvulos de pacientes y los óvulos donados por mujeres más jóvenes.

La importancia de los protocolos personalizados ante una FIV
Tesarik apuesta por los protocolos individuales y personalizados ante una FIV. “El protocolo CARE [siglas de Customized Assisted Reproduction Enhancement] ofrece tasas elevadas de éxito, como confirma el trabajo realizado por el equipo de la Clínica MARGen y de la Universidad de Granada, [liderado por el doctor Jan Tesarik] publicado en la revista Human Reproduction. Este incluye la utilización de la hormona de crecimiento para mejorar la calidad de los óvulos y una evaluación minuciosa de todos los factores, tanto del origen femenino como masculino, que podrían disminuir la probabilidad de éxito independientemente de la edad de la mujer”, explica.
“Para alcanzar un resultado óptimo en situaciones difíciles se necesita atender tanto el problema principal, la edad de la mujer y su baja reserva ovárica, como controlar posibles problemas asociados, que a veces pueden considerarse banales. La aplicación de CARE nos permitirá igualar los resultados de los médicos israelíes, con menos repeticiones de los tratamientos, con menos coste y de manera amigable con los pacientes”, concluye Tesarik.

COMENTARIOS