Científicos argentinos desarrollan método con células madre para conservar pulmones para trasplante
SALUD

Científicos argentinos desarrollan método con células madre para conservar pulmones para trasplante

De acuerdo con las estadísticas internacionales “alrededor del 40% de los pacientes que necesitan un trasplante de pulmón no llegan a conseguirlo”.

Un equipo de científicos del Conicet desarrolló un tratamiento con células madre que permitirá mejorar la preservación de pulmones que son donados para trasplante, un factor clave para aumentar la cantidad disponible de estos órganos para salvar vidas que no aumentó el año pasado y se mantuvo en un 8% pese a la aplicación de la llamada Ley Justina, informó hoy ese organismo.
El ensayo se realizó en animales y allí se comprobó que las células madre mesenquimales derivadas del cordón umbilical humano tienen un efecto antiinflamatorio en los pulmones, lo que permitirá una mejor preservación de este órgano que se necesita conservar intacto para su trasplante.
“Es la primera vez que se administran células madre mesenquimales durante la ablación del pulmón para probar su efectividad en preservación tisular", sostuvo el investigador Gustavo Yannarelli y agregó; "En el exterior nadie ha utilizado aún estas células para prevenir el daño pulmonar propio de la procuración aunque sí para para reacondicionar pulmones".
La investigación fue publicada en la revista Stem Cells Internacional y según el Conicet “toma relevancia porque hace un año, se aprobó la Ley Justina" que estableció que toda persona mayor de edad, salvo que exprese su voluntad contraria, es donante de órganos.
El Conicet aseguró que “la concientización social sobre la importancia de la donación de órganos creció”, pero que “en el caso del trasplante de pulmón, el impacto de la Ley no fue significativo”.
Según estadísticas del Incucai, se realizan en promedio unos cuarenta trasplantes pulmonares por año, un número insuficiente, “ya que en la actualidad hay más de 230 pacientes en lista de espera”.
De acuerdo con las estadísticas internacionales “alrededor del 40% de los pacientes que necesitan un trasplante de pulmón no llegan a conseguirlo”.
La escasez de pulmones, explicó el Conicet, se debe a que los pulmones donados tienen que “cumplir con criterios de selección muy estrictos para poder ser trasplantados”.
“Sólo el 8% de los pulmones donados en Argentina llegan a implantarse, mientras que en el resto del mundo esa cifra asciende al 20%”, precisó el organismo.
Natalia Paciencia, científica del Conicet que encabeza la investigación, explicó que “desde que se obtiene el órgano hasta que se implanta pasan generalmente entre seis y ocho horas, tiempo en el cual el pulmón no tiene circulación ni tampoco está ventilando y esto produce un desbalance oxidativo en el órgano que deriva en infiltrado celular, edema y pobre intercambio gaseoso”.
Los científicos trabajaron con un modelo animal que imita las diferentes etapas que atraviesan los órganos donados antes de ser implantados en el receptor en el cual -explicó Yannarelli- “se demostró que la terapia celular, en etapas tempranas del proceso de procuración y pone en evidencia su enorme potencial terapéutico en el área de preservación de órganos”.
Por su parte, Alejandro Bertolotti del Hospital Universitario de la Fundación Favaloro señaló que "el hecho de que el aprovechamiento de órganos sea más bajo en Argentina que a nivel mundial, tiene que ver principalmente con mayores requerimientos de infraestructura y de personal altamente capacitado”.
El investigador de la Fundación Favaloro sostuvo que esa "dificultad no se observa con otros órganos en donde la procuración es más sencilla, como el riñón o el hígado”.
En consonancia con este trabajo, un grupo de científicos canadienses también utilizó células madres mesenquimales de cordón umbilical durante la perfusión ex vivo de pulmones de cerdo y pudieron observar que el agregado de células a su sistema de perfusión favorece la recuperación de estos órganos.

COMENTARIOS