El edificio de Clínica Centro, situada en Quintana 249.
El edificio de Clínica Centro, situada en Quintana 249.
PROTAGONISTAS

Clínica Centro: Apostar a la transformación y el crecimiento constante

La institución céntrica de salud atraviesa desde el 2010 un proceso de transformación, acompañado por una gran inversión.

Con una historia que data de casi cuarenta y cinco años en nuestra ciudad, la Clínica Centro inició un proceso de transformación a partir del año 2010, con hitos que fueron marcando el ritmo de un crecimiento sostenido.
Luciana Caviglia, encargada de Recursos Humanos y Administración de la Clínica Centro destaca que “uno de esos hitos fue la incorporación de un equipo de cardiólogos, encabezado por el doctor Normando Córdoba, en una alianza estratégica con una empresa denominada Core”.
Al mismo tiempo, una fuerte inversión acompaña el proceso de crecimiento que se inició años atrás.
“Se invirtió en recursos médicos, principalmente en la terapia intensiva que hoy por hoy es de primer nivel dentro de la ciudad. También en el servicio de clínica médica que desde el 2010 hasta hoy fue creciendo de manera sostenida hasta llegar a contar con un equipo médico de ocho profesionales con un supervisor de clínica médica”.
El proceso de reconversión de la clínica, que incluye el crecimiento del servicio de cardiología, el desarrollo de clínica médica y terapia intensiva, suma además el armado de diferentes servicios que hoy están en expansión, tal es el caso del área de traumatología, urología, cirugía general, en cada uno de esos servicios, con profesionales médicos de primer nivel, incorporados como staff permanente de la clínica.

Diagnóstico por imágenes y alta complejidad
Actualmente la clínica provee tomografías, rayos X y ecografías, sumado a todo tipo de diagnóstico por imágenes ecográficos y eco doppler.
“El servicio de diagnóstico por imágenes es uno de los que esperamos que crezcan de manera rápida y estamos invirtiendo en tecnología y en recursos médicos como para que eso ocurra. La clínica apunta a expandir su servicio de diagnóstico por imágenes de primer nivel”, confía Caviglia.
Un punto muy importante en este proceso de crecimiento son los servicios de alta complejidad: cardiología y neurocirugía.
“A partir de este proceso de crecimiento, otro hito que nos marcó mucho y que nos posiciona muy bien como centro de salud dentro de la ciudad es que en enero del 2017 nos dieron la habilitación como clínica categoría D de alta complejidad, otorgada por el Ministerio de Salud”, explica Caviglia. “Eso incluye los servicios mencionados más neurocirugía que es uno que no teníamos incorporado a la clínica. Son servicios de alta complejidad como Cirugía cardiovascular y hemodinámía que de alguna manera nos diferencian dentro de Junín y la zona”.
Puntualmente el servicio de cirugía cardiovascular y cardiología de alta complejidad comenzó alrededor de cuatro años atrás.
“Se hacen dos cirugías cardíacas a cielo abierto por semana, de bypass, de reemplazo de válvula de aorta, cateterismos, diagnósticos y procedimientos para destapar arterias, entre otros, en vasos cerebrales, del cuello, miembros inferiores”, explica el doctor Normando Córdoba, actual director clínico, conjuntamente con el doctor Guillermo Flores.
Según explica Córdoba, “hay un grupo de cardiología en Junín que viene trabajando desde el año 1996, que inicialmente trabajó en la Pequeña Familia. Al desvincularse, vieron en la Clínica Centro una posibilidad de ocupar el espacio porque estaba abierta al crecimiento y a generar progreso. Llegar acá fue un efecto doble para la clínica y para nosotros”.
La dirección administrativa ha efectuado una fuerte inversión en obras, aparte de tecnología.
Actualmente se está realizando una terapia intensiva nueva que va a pasar del segundo al tercer piso. Para tener una comunicación directa con los quirófanos se hizo instalar un nuevo ascensor de uso exclusivo para pacientes.

Compromiso diario
Actualmente concurren a la clínica médica, tanto en guardia como en clínica en general, alrededor de 700 pacientes por mes.
La clínica posee una capacidad de 50 camas para internación de adultos, más internación pediátrica (funciona de manera activa en un 70% toda la semana y el otro 30% funciona de manera pasiva, donde hay a disposición de los pacientes, médicos pediatras) y neonatología. Esta última con una capacidad de seis cunas. Por la institución se admiten en internación alrededor de 250 pacientes por mes.
“El equipo de enfermería es el corazón del funcionamiento de la clínica”, asegura Luciana Caviglia.
“Se hizo un convenio con UNNOBA para trabajar de manera conjunta en un programa de formación para que nutra con enfermeras y enfermeros a nuestro equipo”.
“Todo es parte de un trabajo en equipo”, destaca el doctor Córdoba.
Según el profesional, “todos los pacientes adultos son vistos por el servicio de clínica médica. Eso es raro, es decir el hecho de ver una clínica que no tenga residencia. El servicio bandera de la clínica es el de clínica médica, donde se cuenta con entre seis y siete médicos que cubren la guardia 24 horas todo el año. Ven a todos los pacientes de ginecología, obstetricia, clínica médica, neurología, pacientes quirúrgicos, y de esa forma el especialista cuenta con una plataforma que le ofrece la clínica que es inmejorable. Se normatizan todos los procesos. Aparte es un grupo caracterizado por una forma de hacer medicina muy personalizada, lo que le brinda calidez al servicio en un momento donde vos lo necesitás”, concluye.

COMENTARIOS