Las caminatas rejuvenecen
TERCERA EDAD

Las caminatas rejuvenecen

Se reduce de esa manera el riesgo de sufrir problemas de movilidad

Muchos adultos mayores que han pasado muchos años sin realizar ningún tipo de actividad física, ni siquiera caminatas con alguna regularidad, están convencidos que a esa edad ya no es posible realizar ejercicios, pese a que reconocen los importantes beneficios que esto podría representar para su bienestar y su salud.
Pero nunca es tarde para ponerse en movimiento.
Una actividad física tan sencilla como caminar ayudó a los adultos mayores con alto riesgo a permanecer inmóviles después de sufrir enfermedades discapacitantes, incluso pasados los 70 años y habiendo sido personas sedentarias.

Estudio cientifico
Un especialista en salud pública dijo que un estudio científico dado a conocer públicamente durante los últimos días, ha puesto claramente de manifiesto que el ejercicio puede ser tan importante como la medicación.
“Una vez que se pierde la movilidad en la vida, se pierde la independencia”, dijo Patricia Katz de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, quien no participó del estudio.

Recuperacion
Lo más notable, dijo Katz, es que los caminantes, “si empiezan a tener problemas, tienen mayores posibilidades de recuperarse y volver a funcionar”.
Los adultos mayores suelen oscilar entre estados de independencia y discapacidad temporal: una fractura de hueso, una operación o una hospitalización que requiere tiempo y rehabilitación para volver a ponerse de pie.
El estudio conocido en estos días investigó si la actividad física regular ayudaba incluso a las personas de edad más avanzada a permanecer en movimiento a pesar de otros problemas de salud.
Se investigó a unos 1.600 adultos de entre 70 y 89 años considerados de alto riesgo por sedentarismo y problemas crónicos como insuficiencia cardíaca o diabetes.
Casi la mitad eran mayores de 80 años y para poder enrolarse debían ser capaces de caminar 400 metros en 15 minutos: es mucho tiempo y a algunos les tomó hasta el último minuto.
“Apuntamos a la gente que podía ser la más beneficiada”, dijo el Dr. Thomas Gill, gerontólogo de la Universidad de Yale y jefe de la investigación. El estudio comparó a las personas que seguían un programa regular de caminatas junto con ejercicios físicos para la fuerza y el equilibrio con un grupo de control al que se impartió educación sanitaria.
A lo largo de tres años y medio, la actividad de caminar redujo en 25% el tiempo de padecimiento de un problema de movilidad, informaron los investigadores en Annals of Internal Medicine.
Los caminantes tenían menores probabilidades de sufrir pérdida de movilidad, mayores probabilidades de recuperarla si la perdían y menores probabilidades de volver a perderla, dijo Gill.

Conclusiones
A pesar de llevar muchos años de sedentarismo y de sufrir ciertas patologías, los adultos mayores obtienen grandes beneficios para su salud al realizar cortas caminas con alguna regularidad, según comprobó un estudio científico.

COMENTARIOS