ARQUITECTURA

Un edificio peligroso en el medio de Londres

Un andamiaje temporal cubre desde hace dos días el rascacielos de Londres que en los últimos días ha provocado daños en vehículos y comercios por los rayos de sol que se reflejan en sus cristales.
El particular diseño cóncavo de la fachada del edificio de 37 pisos, en la fase final de su construcción, hace que la luz se concentre en algunos puntos de las calles aledañas y ha provocado un pequeño incendio en una peluquería y derretido el espejo retrovisor de un vehículo Jaguar, entre otros desperfectos.
La constructora Land Securities, a cargo del rascacielos, apodado el "Walkie Talkie", se comprometió a cubrir las reparaciones necesarias así como a evaluar de nuevo su proyecto arquitectónico para evitar que continúe produciéndose el efecto.
"Nos hemos puesto en contacto con los comerciantes de la zona para mantenerlos informados y hemos contado con sus comentarios para decidir el curso de acción", aseguraron.

COMENTARIOS