Insólito: empleados pusieron una urna falsa y se robaron el dinero que era regalo de los invitados para la luna de miel
NOTICIAS VIRALES

Insólito: empleados pusieron una urna falsa y se robaron el dinero que era regalo de los invitados para la luna de miel

Ocurrió en el salón Pacará 1, en Tafí Viejo, provincia de Tucumán. Los recién casados, María Emilia Campos y Omar Horacio Acevedo, se dieron cuenta al otro día cuando entre 250 invitados solo recaudaron 45 sobres.

El sábado 28 de septiembre se casaron María Emilia Campos y Omar Horacio Acevedo en el salón "Pacará" de Tafí Viejo, Tucumán, ubicado sobre la Ruta 314 a la altura del kilómetro 3,5.

El domingo decidieron abrir los sobres que los invitados habían depositado en un buzón que el padre de la novia había construido con madera y que tenía un cartel que decía : "Gracias por sponsorear nuestra Luna de Miel".

Sin embargo cuando hicieron el conteo se dieron cuenta de que de 250 invitados solo habían 45 sobres. Y faltaban los de gente muy amiga e incluso familiares, como hermanos de los recién casados.

"Cuando no vimos todos los sobres empezamos a llamar a nuestro amigos, con verguenza, a ver si habían puesto plata o qué había pasado y ahí nos enteramos de la existencia de una urna más pequeña 'si, lo puse en la urna chiquita', nos contestaban"

Nosotros llevamos al salón nuestra urna, que era gigante y estaba sellada, de hecho tuvimos que romperla para abrilar, y la colocaron en una mesa en la recepción -como estaba pactado-. Pero la encargada puso otra urna al lado para confundir a los invitados y desviar los sobres. Ella misma estuvo toda la noche parada al lado y le decía a los invitados que dejen los regalos en cualquiera de las dos urnas.

Esa misma noche, le pidieron al fotógrafo que se fijara si había tomado una imagen de la mesa con las dos urnas durante la recepción y constataron lo que los invitados decían. Se comunicaron de inmediato con los responsables del salón quienes defendían a los empleados.

"El dueño decía que no, que era imposible que alguien hiciera eso, que ella era de su extrema confianza, que nosotros tenemos que cuidar lo nuestro", dice la novia. Sin embargo esa misma noche recibieron un llamado del dueño: la coordinadora de eventos (Mabel Lencinas) había confesado el robo y los citaba al día siguiente a una reunión a las tres de la tarde.

"Allí el dueño prometió hacerse cargo, nos adelantó un dienero como parte del pago que nos habían robado y nos dijo que cuando volvíamos nos daban otra parte. Nosotros contábamos con ese dinero para la luna de miel y casi no nos vamos por todo este tema. Nos prestaron plata para que nos vayamos y también usamos ese adelanto".

Los damnificados exigieron una compensación económica de 200 mil pesos, de acuerdo al cálculo estimativo final que lograron establecer a la hora de ratificar esa presentación. Lencinas confesó que se llevó 20 mil pesos y que el robo fue junto a otros 7 empleados.

"Ahora que volvimos de la luna de miel el señor no atiende el teléfono, no lo vimos nunca más. "Nos borraron el recuerdo de una noche que tendría que haber sido hermosa para nosotros", concluyó Emilia quien decidió hacer público el caso.

A raíz de la viralización del episodio el dueño del salón emitió un comunicado en el que, si bien admitía lo ocurrido, se defendía. "De inmediato nos pusimos a disposición de la pareja, despedimos a nuestros empleados y le entregamos en el mismo acto la suma equivalente a $60.000 (de lo cual tenemos un recibo firmado por ellos) en compensación de lo que hipotéticamente pudieran haber contenido los pocos sobres que se depositaron en la urna PEQUEÑA", explicaba el mensaje.

Y continuaba: "Pasaron los días hasta que ocurrió lo más triste y lamentable para nosotros, la pareja comenzó a extorsionarnos amenazándonos con que si no le dábamos una suma de dinero mucho mayor a la ya entregada, harían lo que finalmente hicieron, escracharnos en todos lados (redes sociales, tv, radios, diarios) y solicitaron, a cuantas personas pudieron, la difusión de ellos con la mala intención de ocasionar todo el daño posible".

"Por todo lo expuesto, además de ejercer nuestro derecho a réplica en todos los medios por los cuales nos ‘escracharon’ de forma injusta y despiadada, dejaremos en mano de nuestros abogados, el curso legal de este lamentable suceso" finaliza el mensaje de Ávila.

"A raíz de que lo hicimos público, la gente empezó a hablar, ayer denunció una pareja que les pasó exactamente lo mismo. Todo esto venía desde hace rato, yo no tengo pruebas de que el dueño del salón estaba al tanto o no" cerró la novia.

COMENTARIOS