El secreto de una mujer para llegar a los 107 años: “Nunca me casé”

El secreto de una mujer para llegar a los 107 años: “Nunca me casé”

Louise Signore, una mujer neoyorquina nacida en 1912, sorprendió a todos al revelar cuál es, a su criterio, la clave para llevar una vida sana y longeva.

“Estoy convencida de que el secreto para haber llegado a esta edad es no haberme casado nunca”. Con esa frase, Louise Signore, una anciana neoyorquina, justificó haber cumplido nada menos que 107 años. Para ella, no haber contraído matrimonio durante toda su vida es la clave de su longevidad.

Louise nació en Manhattan en 1912, y vive en el Brox de Nueva York desde sus 14 años de edad. No utiliza bastón ni tampoco silla de ruedas. Va al supermercado por sus propios medios, hace las compras y, contra todas las apuestas, apenas se medica: sólo toma una píldora que la ayuda a regular la presión. En una entrevista con el medio británico CBSN, Signore destacó que aún hace ejercicio y que todavía es capaz de bailar. Pero, al referirse a su “receta” para vivir más de un siglo, a ninguno de esos factores los considera tan importantes como la soltería.

Aunque sus compañeros de JASA, el hogar para adultos mayores en el que reside, destacan su buen humor y alegría constantes, ella asegura que no habla en broma cuando dice que no haberse casado es el secreto de su vitalidad. Sin embargo, la longevidad podría venir de sus propios genes: su hermana -que sí se casó- también superó el siglo de vida y actualmente tiene 102 primaveras.

Aisha Parrillon es la directora de JASA, y según comentó en diálogo con CBSN, Louise es un ejemplo para todos por el ánimo que transmite y su forma de relacionarse con los demás. “Creo que su conexión con sus vecinos en la comunidad y también con sus amigos aquí en el centro para personas mayores la ayudan a seguir adelante”, analizó. Fue precisamente en esa residencia donde Signore festejó su cumpleaños, rodeada de más de cien personas.

COMENTARIOS