Emocionado por el nacimiento de su primer hijo, se tatuó el nombre y luego descubrió que no es el padre

Emocionado por el nacimiento de su primer hijo, se tatuó el nombre y luego descubrió que no es el padre

Tras las sospechas, el joven de 22 años se hizo una prueba de ADN y el estudio certificó su peor temor.

El nacimiento de los hijos suele ser uno de los acontecimientos más importantes en la vida de las personas, y la emoción es inédita si se trata del primero. Eso fue lo que le ocurrió a Pedro Pablo Santo Domingo, aunque su historia terminó muy mal.

Con la emoción por la llegada de su primogénito, el joven colombiano de 22 años decidió tatuarse el nombre del recién nacido en la espalda.

Mientras la tinta del enorme "Benjamín" aún se fijaba en su piel, Pedro tuvo algunas sospechas y revisó el celular de su pareja.

El flamante padre se encontró con una conversación de la mujer y otro hombre, a quien ella le confesaba que este último era el padre biológico.

El destinatario de los mensajes fue el exnovio, a quien la joven le pidió que retomaran su relación porque lo extrañaba.

Pedro no perdió tiempo y realizó una prueba de ADN, estudio que certificó la incompatibilidad de él y Benjamín como familiares.

Santo Domingo se derrumbó y hasta llegó a agredir a su pareja con un palo, por lo que la historia necesitó la intervención de la Policía.

De acuerdo con medios locales, las autoridades le ofrecieron al joven terapia psicológica para superar lo ocurrido.

COMENTARIOS