Un bebé nació cuatro años después de la muerte de sus padres

Un bebé nació cuatro años después de la muerte de sus padres

La pareja había dejado embriones congelados. Los abuelos del pequeño tuvieron que dar una larga batalla legal.

Shen Jie y Liu Xi querían ser padres. Estuvieron casados durante dos años antes de recurrir a la fertilización in vitro. En marzo de 2013, cinco días antes del trasplante en Liu de uno de los embriones fertilizados, la pareja murió en un terrible accidente en la provincia costera de Jiangsu, China. Sin embargo, el sueño de Shen y Liu finalmente se cumplió.

Luego de ganar una larga batalla legal por la custodia de los embriones congelados de la pareja, los cuatro abuelos consiguieron a través de un vientre subrogado que naciera Tiatian (“Dulce, dulce”, en chino) cuatro años después de la muerte de sus padres.

En enero de 2017, la Justicia china ordenó a la clínica de Nankín la entrega de los cuatro embriones a los padres de ambos fallecidos. No obstante, la lucha no terminaría ahí. Los abuelos tuvieron que viajar a Laos, el país del sudeste asiático donde una agencia de subrogación clandestina “ajustó” las leyes para conseguir una vientre sustituto que le permita a Tiatian llegar al mundo siendo huérfano.

El bebé nació el 9 de diciembre en Guangzhouen aunque las complicaciones legales siguieron luego del nacimiento. Tiatian tuvo que quedarse dos semanas en el hospital hasta que los cuatro abuelos se realizaran las pruebas de ADN para demostrar su relación con el pequeño y mantener la custodia. Finalmente, ​la madre de Liu, Hu Xinxian, eligió su nombre y los cuatro abuelos celebraron juntos sus primeros 100 días de vida.

COMENTARIOS