Se divorció porque a su esposo le funcionó la dieta y a ella no

Se divorció porque a su esposo le funcionó la dieta y a ella no

La mujer se enfadó por el cambio físico de su pareja.

Cuando una pareja se propone adelgazar junta es bueno que se entienda que cada cuerpo es diferente y, por ende, no reacciona igual a un cambio en la alimentación. Es por eso que a algunas personas con el mismo régimen que otras pierden peso antes.

Un hombre explicó que su esposa le pidió el divorcio cuando arrancaron la dieta y a él le funcionó, mientras que a ella no. Ambos llegaron a pesar 136 kilos y les costaba mucho caminar, por lo que decidieron empezar a mantener una alimentación más saludable y cuidarse un poco más.

“No salíamos de vacaciones, ni a caminar, no hacíamos nada más que ver nuestros teléfonos cuando salíamos a comer. Nuestra vida sexual era incómoda, y luego casi inexistente”, confesó el hombre a Reddit.

El esposo contó que él no se desanimó al arrancar. “Comencé a caminar, descargué una aplicación que cuenta las calorías y me aseguraba de no excederme en mi límite diario. Lento, pero seguro, empecé a bajar de peso”, contó.

En cambio, su mujer tomó un rumbo distinto. “Mi esposa, por otro lado, renunció al gimnasio y el entrenamiento después de una semana. Bajé 4.5 kilos al mes, y después de 4, se empezó a notar. Fue en este punto en que ella se puso hostil conmigo”, reveló. “Me hacía dormir en el cuarto de invitados (según ella por mis ronquidos). Nos comunicábamos por mail y mensajes, y hasta éstos eran hostiles”.

Hasta que en uno de ellos le planteó sus reticencias en cuanto a su matrimonio. Según él describió, sus palabras fueron: “Me siento profundamente poco atraída hacia tu nuevo cuerpo y actitud. Nunca pensé que me recordarías a los matones, pero eso es exactamente en lo que te has convertido. Estoy contactando un abogado para el divorcio el lunes por la mañana”.

COMENTARIOS