None
EL GRUPO FUROR DESLUMBRÓ

One Direction hizo delirar a más de 50 mil personas en Vélez

La banda teen del momento se presentó por primera vez en el país, ante una multitud de jóvenes que los esperaban fervientemente para corear sus temas.

La banda de pop adolescente revalidó su status de fenómeno con un recital en el que recorrió los mayores hits de sus tres discos editados y envolvió a sus fans con una puesta deslumbrante cargada de efectos lumínicos y precisas coreografías.
En su primera presentación en la Argentina, el grupo integrado por Niall Horan, Louis Tomlinson, Harry Styles, Liam Payne y Zayn Malik ofreció un show que a lo largo de casi dos horas repasó lo mejor de su repertorio e incluyó elogios reiterados para el público, que fueron retribuidos con gritos eufóricos y expresiones de devoción incondicional.
La presentación de One Direction tuvo como antesala una persistente llovizna que obró como paliativo de los sofocones y el agotamiento de muchas de las fans que si bien lograron entrar al estadio a las 16 -momento en que se habilitó el ingreso- habían llegado bien temprano en la mañana para sumarse a las filas en las inmediaciones del estadio José Amalfitani.
A las 20.35, las pantallas aledañas al escenario comenzaron a proyectar imágenes de los integrantes del grupo con el trasfondo de distintas ciudades y las luces se fundieron con el potente sonido de los primeros acordes de "Midnight Memories", el tema que da título al tercer álbum de la banda.
Así, la boy-band del momento hizo su entrada en escena con esta canción que, aunque mantiene la estampa pop que selló el destino de los tres discos lanzados hasta la fecha, admite un cierto coqueteo con el rock que parte de su público teen se ha encargado de celebrar en las redes sociales.
"Buenas noches, Argentina. ¿Qué tal?", disparó Liam -gorrita roja, remera blanca y camisa a cuadros anudada a la cintura- y el público no tardó en reaccionar: un interminable aullido en desafinado falsete eclipsó la escena y se fundió con el ritmo de "Kiss You", el pegadizo hit que forma parte del segundo álbum de la banda, "Take Me Home".
Del mismo disco llegaría enseguida "Rock Me", coreado con extrema disciplina por las fans, a quienes el rubio Niall -uno de los más expansivos y verborrágicos de la velada- les dedicó el primer piropo de una larga secuencia de halagos: "Están locas... Este país es increíble, ustedes son increíbles".
Tras un segmento de lentos en el que brilló "Don´t Forget WhereYou Belong", los saltos y los gritos enardecidos se adueñaron de la escena para acompañar el ritmo furioso de "Live While We`re Young" -uno de los mayores himnos de la banda que lleva vendidos 43 millones de discos en sus tres años de carrera- y "C`mon C`mon".
Anoche, la banda se presentaba por segunda vez en el estadio de Liniers, y una vez más de espe4raba que una multitud de adolescentes corearan las canciones del grupomque es furor en buena parte del mundo.

COMENTARIOS