None
"BABEL ORKESTA" Y "FALSA ESCUADRA", DOS REFERENTES DEL TEATRO UNDER, UN GENERO DIFERENTE Y ESPECIAL

Tiempos felices, música alegre

En los últimos años esta forma de hacer teatro ha crecido de manera significativa. El talento, la alegría, el ida y vuelta con el público y la calidad de los espectáculos son una gran oferta.

El teatro tiene tantas formas de representarlo como actores que lo llevan a cabo. Pero hay una que rompe el molde y se distingue del resto. El teatro under apuesta al boca en boca y a una relación especial con el público. Sin grandes despliegues de producción ni escenografías imponentes, con el correr del tiempo, se ha transformando en un fenómeno que parece no tener límites.
Lejos de los carteles con luces de neón y de las escenografías modernas el teatro under se aferra a elementos cotidianos, que con la imaginación de sus actores, se transforman en la mejor puesta en escena.
"Creo que el Under hace del problema o la dificultad una manera de expresión" sostiene Gerardo Otero, profesor de teatro.
Quizás es lo rústico, lo simple y cotidiano lo que hace que el Under marque una diferencia con respecto a otras obras y eso diversifica el género.
"Más allá de los recursos o el dinero que tengamos para la producción de la obra, nosotros apostamos al desafío de la búsqueda de cosas nuevas. Eso nos libera la imaginación y nos hace crecer como actores. Si la obra da lo que tiene que dar y llega a la gente los elementos que utilizamos pasan a segundo plano", explicó Fernando Rosen, uno de los integrantes de Falsa Escuadra, obra que se presenta todos los domingos por la tarde en Cuidad Konex, Buenos Aires.
La forma lisa y llana de hacer teatro, donde todo lo que se ve en escena es simplemente lo que hay, transforma a las obras de este género en un verdadero fenómeno.
"El teatro under es reconocido y hasta tomado como un fenómeno porque no se queda en la superficie sino que investiga y explora", declaró Otero.
La respuesta del público es el reflejo de lo que genera este género.
"El fenómeno ocurre cuando las barreras se separan, la gente está ávida de estéticas que los motiven, que permitan que la expresión ocurra y eso es lo que nosotros logramos, pero con honestidad, es lo que nos sale", expresó Laura Alonso, actriz de Babel Orkesta, obra que se encuentra de gira por todo el país.
El aumento de la cantidad de gente que elige ver teatro under causa en los actores satisfacción. "Si lo que hacemos se masifica está buenísimo. No tenemos miedo a la cantidad de público, en algunas funciones en Konex fueron 600 personas, creo que es genial que venga mucha gente, la alegría y el baile son contagiosas, lo importante es saber mostrarlo para muchos y para pocos", sostuvo Diego Brizuela, otro de los integrantes de Babel Orkesta.
Trasmitiendo alegría, demostrando talento y contagiando la buena energía, el teatro under ha logrado de manera muy inteligente ganarse un lugar entre el público que lo elige como un gran cable a tierra y un fiel compañero de aventuras para disfrutar del teatro.

COMENTARIOS