None
Naomi Campbell en sus inicios como modelo junto a Christy Turlington y Linda Evangelista (Barry Talesnick.
ESPECTÁCULOS

Naomi Campbell, la diosa de ébano, Arribo a su medio siglo

La top model cumplió ayer 50 años, marcados por sus logros en la moda como mujer negra y sus ataques de ira.

Las entradas y salidas de los juzgados por sus ataques de ira contra sus empleados han puesto sombras a la carrera de Naomi Cambell, la diosa de ébano de las pasarelas que ayer cumplió 50 años. Formó parte del selecto grupo de top models de los noventa, junto a Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Elle McPherson, Linda Evangelista, Christy Turlington, entre otras. Pero en su caso entrar en aquel olimpo tuvo mucho más valor por ser negra.
En 1988 Vogue Francia la contrató para un editorial de moda, pero no para la portada que reservaban a modelos blancas. Tras las presiones de los diseñadores para los que ella desfilaba y las amenazas de Yves Saint Laurent de retirar la publicidad, la revista reculó y Naomi Campbell se convirtió en la primera modelo negra que aparecía en la portada de la citada publicación. Esto la ha hecho ser un referente en el mundo de la moda, en contra del racismo, y aliarse en causas filantrópicas, inspirada por Nelson Mandela, que se refería a ella como “nieta honorífica”.
De todas aquellas tops de los noventa Naomi Campbell es la única que sigue en activo. Este invierno desfiló en las semanas de la moda de París y Londres, y el miércoles Chanel presentó la campaña de los 20 años del icónico reloj J12, con ella de protagonista. Y es que la británica no piensa en retirarse: “Nunca me ha gustado la palabra ‘retirada’ y no tengo intención de volver a usarla. Imagino que algún día se hará realidad, pero yo jamás utilizaré esa palabra para describir mi situación. Soy una persona extremadamente activa, me gusta mantenerme activa y creo que siempre lo haré”, afirmó en una entrevista.
Pero además de por ser una de las mejores modelos del mundo, su nombre también ha salido en los medios por las demandas que le han interpuesto empleados suyos acusándola de agresiones. En el 2000, Campbell agredió con un móvil a su asistente y le amenazó con tirarla del coche. En el 2005, agredió física y verbalmente a otra asistente; y golpeó a una actriz que en una fiesta llevaba su mismo vestido. En el 2006, su ama de llaves necesitó puntos de sutura en la cabeza tras lanzarle un móvil.
En el 2008 en el aeropuerto de Heathrow golpeó a un policía después de que sus maletas se hubieran extraviado y hubiera tenido un comportamiento amenazante con el personal de British Airways, que le prohibió volar en sus aviones. Por todo este historial ha tenido que pagar multas millonarias, realizar trabajos para la comunidad y acudir a terapias para controlar sus ataques de ira.
Campbell ha tenido problemas de adicción con el alcohol y las drogas, sobre todo en el pasado. Pero ella justifica su fuerte temperamento a la falta de su padre, que dejó a su madre cuando estaba embarazada, y a la ausencia de su madre en su infancia. Valerie era bailarina y actuaba por toda Europa. Quizás por ello cuando Naomi tenía 15 años aceptó la proposición de un cazatalentos de convertirse en modelo, pese a la oposición de su progenitora.
La modelo está soltera y sin hijos, y aunque se la ha relacionado con muchos famosos, sus parejas oficiales han sido el empresario de la fórmula 1 Flavio Briatore, el magnate ruso Vladislav Doronin, el millonario egipcio Louis C. Camilleri, y los músicos Liam Payne, Usher y Skepta. Pero una de las relaciones más sonadas fue con el bailaor Joaquín Cortés, en 1997. La ruptura tras una pelea en un hotel de Las Palmas acabó con la modelo en el hospital por una sobredosis de barbitúricos.
Maniática de la limpieza, o visionaria, el 21 de julio Naomi Campbell colgó en su Instagram una foto en un avión con mascarilla, guantes y toallitas desinfectantes. Las redes se mofaron de ella. Y la siguieron ridiculizando cuando el pasado 11 de marzo, con el coronavirus ya en Europa, viajó con un traje de protección, gafas, mascarilla y guantes.

COMENTARIOS