El príncipe Harry y Meghan Markle renunciaron a la realeza británica

El príncipe Harry y Meghan Markle renunciaron a la realeza británica

Harry y Meghan, duques de Sussex, pasaron las Navidades en Canadá tras quejarse públicamente de la excesiva presión de los medios de comunicación. Los duques y su recién nacido Archie pasaron las fiestas con la madre de Meghan, Doria Ragland.

El príncipe Harry y su esposa Meghan anunciaron este miércoles que abandonarán sus funciones de primer rango como miembros de la familia real británica para pasar más tiempo en Norteamérica.

"Tenemos la intención de retirarnos como miembros de primer rango de la familia real y trabajar para adquirir independencia financiera, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina", explicó el histórico comunicado del Palacio de Buckingham.

"Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido iniciar una transición este año y empezar a labrarnos progresivamente un nuevo papel dentro de esta institución", añadieron.

"A partir de ahora queremos equilibrar nuestro tiempo entre el Reino Unido y Norteamérica", añadieron. La familia real británica vivió en 2019 un año turbulento.

Harry y Meghan, duques de Sussex, pasaron las Navidades en Canadá tras quejarse públicamente de la excesiva presión de los medios de comunicación. Los duques y su recién nacido Archie pasaron las fiestas con la madre de Meghan, Doria Ragland.

La noticia llegó un día después que Meghan, Harry y Archie llegaran discretamente a Gran Bretaña de sus vacaciones de seis semanas en Canadá, donde pensaron largamente cuál sería su futuro. La discutieron con la madre de Meghan y sus amigos durante las fiestas navideñas en la mansión que habían alquilado en Vancouver Island, en Canadá.

Meghan y Harry han roto con una tradición entre los seniors de la Familia Real con su renuncia , cuando el príncipe Carlos, futuro rey, quiere reducirla a él y su esposa Camilla, el futuro rey William, su esposa Kate, y sus tres hijos, incluido el heredero George, en medio del escándalo de pedofilia del príncipe Andrew.

El futuro rey regente considera que esta mini familia real puede salvar a la monarquía británica, que ha vuelto a ser cuestionada y debe luchar por su sobrevivencia, en otro año horrible para la reina Isabel. El príncipe Harry y Meghan quedaban desubicados en esas prioridades. Pero pagaban un alto costo por su pérdida de privacidad y exposición porque son extremadamente populares.

Los Sussex se enfrentaron con los tabloides británicos por invasión a su privacidad y les hicieron juicio. Un caso sin antecedentes entre los royals, que tienen una relación funcional y pragmática con los tabloides, que diariamente reportean sobre sus actividades. Harry consideró que ese juego llevó a su madre, la princesa Diana, a la muerte y el no iba a repetirlo.

COMENTARIOS