Meghan Markle ya es una influencer
TODAS QUIEREN COPIAR SUS MODELOS

Meghan Markle ya es una influencer

Dos firmas internacionales ya agotaron el stock de prendas con las que se mostró la futura esposa del príncipe Harry de Inglaterra.

Después de varias semanas de rumores y de año y medio de noviazgo, el príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron su compromiso oficial. Para aquellos que no la conocieran, ella es una actriz y modelo estadounidense, que se autodenomina “activista y feminista” y que saltó a la fama en buena parte gracias a la serie de abogados llamada “Suits“donde interpreta a “Rachel Zane” -y que abandonó hace poco más de un mes-.
Sin embargo, pocas horas después del anuncio, Markle ya comenzó a asentarse como ícono de moda. La pareja ya posó para los medios en el Jardín Blanco del Palacio de Kensington y más allá del gran revuelo que causó el compromiso, el abrigo blanco que llevó la actriz se ha convertido en el foco de todas las miradas.
Se trata de un abrigo blanco “estilo bata” por encima de la rodilla, con grandes solapas en el cuello y ceñido con un cinturón que está firmado por la marca canadiense LINE. Una prenda que cuesta 779 dólares ( 525 euros) que pertenece a la colección otoño-invierno 2017 y que tras ser rebautizado con el nombre de ‘Meghan’ en la página web de la firma, se agotó en apenas minutos.
No es la primera vez que la Markle consigue que sus estilismos, que todavía se escapan del protocolo real, se conviertan en un éxito de ventas. En septiembre último la actriz asistió junto con el príncipe Harry a los “Invictus Games de Toronto” y fue el centro de todas las miradas.
En aquella ocasión, optó por un vestido ‘midi’ con escote en ‘V’ color ciruela de la también canadiense firma Aritzia. La prenda de unos 185 dólares también se agotó en pocas horas, lo que llevó a muchos a empezar a hablar del “efecto Meghan”.
Después del conocido como “efecto Kate Middleton” que surgió a raiz del vestido que Dolce & Gabbana diseñó en honor a la duquesa de Cambridge, le ha tocado el turno a Meghan Markle que no solo se convertirá en un miembro más de la Casa Real Británica, sino que promete convertir en oro todo lo que toque.
La pareja real pasará a vivir en Nottingham Cottage, dentro del Palacio de Kensington. La vida de esta joven actriz dará un giro de 180º. Su nuevo rol público y el estricto protocolo de la Casa Real británica provocarán cambios en su estilo de vida y, por consiguiente, en su indumentaria -como sucedió ya con su nueva cuñada, Kate Middleton-.
En cuanto a su interés por la moda, lo único que se sabe es que hasta el pasado mes de abril, Markle tenía un blog de estilo de vida en el que escribió sobre viajes, moda, belleza y gastronomía durante tres años. Se desconocen las razones que la llevaron a clausurar su página, pero probablemente tenga que ver con la ola de acoso y de trolls que han hecho comentarios racistas y sexistas sobre ella desde que se dio a conocer su relación con el príncipe Harry.
Desde 2016 ha sido uno de los grandes objetivos de los paparazzis, que la siguen a todos lados. El estilo de la actriz es sencillo y cómodo. Los vaqueros chupines con y sin roturas, las camisas y abrigos anchos y las balerinas son algunos de sus básicos de fondo de armario.
Acostumbra a apostar por estilismos monocromáticos en tonalidades neutras, hasta el momento no se distingue por seguir las tendencias del momento sino por mantenerse fiel a su estilo. Arriesga poco y huye de las extravagancias.
En sus apariciones públicas mantiene la misma fórmula pero le da un toque más elegante y clásico a sus estilismos. Monos discretos en blanco y negro, vestidos por debajo de la rodilla ligeramente ceñidos o trajes de pantalón corto con una camisa básica holgada.

COMENTARIOS