ESPECTÁCULOS

Araceli González trató a Adrián Suar de “deshonesto, mentiroso e infiel”

Cuando la polémica mediática parecía extinguirse, un reportaje de Adrián Suar (49) reavivó el conflicto que el productor mantiene con su ex mujer, Araceli González (50).
“Me molestaron sus declaraciones en Infobae”, empezó diciendo Araceli en Intrusos. “No me extraña que defienda a Griselda (Siciliani, 39), lo que me parece deshonesto y mentiroso es que él diga que tuvo que arrancarme a mi hijo (Tomás ‘Tota’ Suar) de las manos para poder verlo. Las puertas de mi casa siempre estuvieron abiertas para que viera a mi hijo”. Con un tono de voz que evidenciaba su enojo, y en una entrevista con Jorge Rial que duró más de una hora, se explayó. “Me dolió porque no tengo que hacer prensa de cómo soy como mujer y madre. El lo sabe perfecto”, dijo, aunque explicó que no lo llamó para aclarar la situación porque “es entrar en un juego que terminó”.
La mujer de Fabián Mazzei (51) afirmó que Suar le fue infiel durante el vínculo amoroso que mantuvieron por más de diez años. Araceli contó que, tras una ruptura (“Tuvimos muchas idas y vueltas”, dijo), buscaron un acercamiento sin que nadie lo supiera en el 2006. “Empiezo a reconstruir mi pareja y abro las puertas de mi casa, lo que es difícil cuando te separás y tenés hijos chicos. Entonces… estate seguro de lo que vas a hacer, no cometamos los mismos errores”.
Pero… “En octubre de 2007 (Adrián) comete el mismo error y decido terminar”. “¿Te fue infiel antes?”, le preguntó Marina Calabró. “¡Sí, obvio! Muchas veces. Y ustedes lo saben mejor que yo. Hay personas que no pueden ser fieles. Siempre, lamentablemente, la última que se entera es una”, se lamentó Araceli. “Lo que más me dolió fue abrir las puertas de mi casa para reconstruir una familia y recibir nuevamente una bofetada”.
La mamá de Florencia Torrente precisó el origen del enfrentamiento mediático con Suar y Siciliani. “Nunca hubiésemos salido a hablar si no nos hubieran atacado”, aclaró, en referencia a las declaraciones de Siciliani sobre por qué Pol-Ka no convocó más a Mazzei. “Ella atacó a mi marido gratuitamente y ahí se genera el lío. Se le fue la mano, pobrecita… Y le contesté a ella porque correspondía, no a Adrián”.
Además, la actriz aseguró que ni ella ni su marido volvieron a actuar en Pol-Ka durante un extenso período, por decisión del productor: “Adrián nos dijo que no íbamos a trabajar. No voy a dar más vueltas, durante diez años mi marido y yo estuvimos encapsulados porque no estábamos permitidos”.