Alimentos relajantes para conciliar el sueño

Un remedio muy conocido para el insomnio y recomendado desde siempre por nuestras abuelas, consiste en tomar una taza de leche tibia antes de acostarse; la leche ayuda a que logremos un sueño más relajado.
También es importante incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en melatonina, una hormona que, presente de forma natural en nuestro cuerpo, se encarga de regular el sueño. Existen diversos alimentos de uso común que presentan dicha sustancia: plátanos, cerezas, nueces, arroz, maíz, entre otros.
Ejercicios para antes de dormir: algunos ejercicios de relajación son muy efectivos para conciliar el sueño con mayor rapidez. Por ejemplo, puedes realizar un suave masaje en los pies con algún tipo de aceite o crema hidratante, acto seguido, tapar con unos calcetines calientes y meterse en la cama. Otros grandes socios para aliviar los trastornos del sueño son los ejercicios respiratorios y el yoga, la práctica de éstos a media tarde, nos ayudará notablemente a dormir bien.

COMENTARIOS