Rodríguez: “Truvada tiene pros y contras”

Fabián Rodríguez, médico infectólogo del Hospital Interzonal de Junín, afirmó ayer a este diario que si bien la pastilla Truvada –que existe desde hace años- es un método de “profilaxis pre-exposición muy bueno, con una alta efectividad, también tiene su lado oscuro”.
Según el profesional, que hace 20 años que trabaja con pacientes con HIV/Sida, el uso masivo de estas pastillas genera “resistencia” en el virus, porque se suele “tomar por una sola noche”, mientras que lo que hace que el tratamiento sea efectivo es la ingesta diaria y continuada.
“Tengo pacientes que hace 15 años que toman la misma droga, y están muy bien de salud, pero son ‘sarmientinos’, toman el cóctel todos los días”, explicó.

COMENTARIOS