La diabetes ya es una epidemia entre los niños y adolescentes

La enfermedad diabética es considerada una epidemia en la población infantil y adolescente, y de acuerdo a datos de la International Diabetes Federation (IDF), 440.000 niños padecen diabetes tipo 1, y cada día alrededor de 200 niños menores de 15 años comienzan a desarrollar esta enfermedad metabólica.
La incidencia de Diabetes tipo uno en la población pediátrica se incrementa en una taza anual del 3 por ciento en niños y adolescentes, y de 5 por ciento en menores de 5 años. Este aumento de la incidencia de diabetes en la población pediátrica y adolescente se explica tanto por factores genéticos como por otras causas probables, como la dieta, virus, agentes químicos y otros factores relacionados con el incremento de la obesidad.
Para la especialista en Nutrición y Diabetes Patricia Castaño, son los diabéticos jóvenes quienes requieren un manejo más integrado de la enfermedad, que incluye tratamiento psicológico, debido a la mayor posibilidad de trastornos psicofuncionales y problemas de inserción laboral. “Los niños y adolescentes con diabetes tipo 1 y sus familias enfrentan un conjunto de tareas demandantes para el tratamiento de la diabetes, que comprenden el control de los niveles de glucosa en sangre, la administración de insulina, y el monitoreo de la ingesta alimentaria y la actividad física”, detalló la especialista.
Además se debe lograr un control metabólico óptimo, asegurando que tanto el crecimiento como el desarrollo sean normales y tratando de prevenir complicaciones agudas y crónicas, aunque en la adolescencia este control metabólico óptimo es difícil de alcanzar porque existe un bajo nivel de supervisión por parte de los padres, a la vez que una mayor proclividad a los desórdenes alimenticios. En consecuencia, el riesgo de complicaciones debido a la omisión de insulina es mayor en los diabéticos adolescentes.

COMENTARIOS