Para prevenirlo

-Comience el día con un ritual de relajación: dedique al menos 15 minutos a leer algo que lo inspire, a meditar, estirar los músculos.

-Adopte hábitos de alimentación, ejercicio y sueño saludables: comer correctamente, hacer actividad física y descansar lo suficiente, permite enfrentar las demandas de la vida.

-Fíjese límites: no se sobrecargue ni se sobre exija. Aprenda a decir “no”.

-Descanse diariamente de la tecnología: es muy importante “desconectarse”; apartarse de la computadora, apagar el teléfono y dejar de chequear el correo.

-Alimente su veta creativa: la creatividad es un fuerte antídoto para el burn-out. Pruebe cosas nuevas, comience un proyecto, o empiece a dedicarle tiempo a un hobby. Elija actividades que no tengan que ver con su trabajo.

-Aprenda a manejar el estrés: cuando va camino a padecer burn-out, puede que se sienta desolado, pero en realidad tiene mucho más control del que supone. Aprender a manejarlo le puede ayudar a recuperar su balance.

COMENTARIOS