Puede estar próximo a sufrir burn-out si…

-Todos los días son un mal día.

-Ocuparse de su trabajo y su vida personal parece un total gasto de energías.

-Está cansado todo el tiempo.

-Pasa la mayor parte del día haciendo tareas que le parecen totalmente aburridas, abrumadoras y desgastantes.

-Siente que nada de lo que hace cambia algo o es apreciado.

COMENTARIOS