ADOLESCENCIA

Cómo fomentar hábitos alimenticios saludables en los chicos

Bello recomendó que la mejor manera de evitar en los hijos trastornos alimenticios es "fomentarles una actitud crítica sobre lo que hace a una persona mantenerse en el peso adecuado llevando una dieta equilibrada y realizando ejercicio físico, y distinguir el caso de aquellos que se esfuerzan en perder peso dañando a su organismo".
Debe lograrse que los menores distingan que en el primer caso se aprecia que esas personas tienen una apariencia sana y bella, en tanto que las segundas se ven demacradas y enfermas, lo cual "no es signo de belleza".
"Es fundamental que las familias encuentren la forma de compartir más comidas teniendo en cuenta la elevada prevalencia de estas patologías entre los adolescentes", destacó la especialista, para quien "sentarse a la mesa a comer en familia reduce el riesgo de que los adolescentes caigan en comportamientos riesgosos para controlar su peso, como vomitar o usar laxantes".
Y finalizó: "En varios países ya se detectaron niñas con anorexia a la edad de 10 años, y como entre los adolescentes a veces caen en saco roto las conversaciones sobre los trastornos alimenticios, es necesario que los padres estén atentos y busquen asesoramiento cuando los niños o los jóvenes dejan de comer o restringen de manera significativa la porción, bajan de peso drásticamente, se preocupan todo el tiempo por la comida, se pesan y miden constantemente, se vuelven irritables, se sienten gordos o se quejan de estarlo y tienden a usar el baño inmediatamente después de comer y comen rápidamente".

COMENTARIOS