None
ASADOR "LOS VASCOS"

Gastronomía criolla: el sabor hace la diferencia de las carnes hechas al asador

Carnes, pastas, fiambres y postres , todo casero, realizado por la familia Errasquín, quienes provenientes del sur del territorio bonaerense, decidieron apostar a Junín y poner un restaurante para ofrecer lo mejor a su clientela.

Asador “Los Vascos” es un restaurante que tiene la particularidad de ofrecer a sus comensales carne hecha al asador criollo, además de las tradicionales pastas, exquisitos fiambres, empanadas y postres, todo casero, hecho por la familia Errasquín que lleva adelante este espacio gastronómico.
El 17 de diciembre próximo este restaurante cumple 5 años desde su instalación en Ruta Nacional 188, km 157,5, casi llegando a avenida La Plata, a 300 metros de la rotonda de avenida República.
Es un emprendimiento netamente familiar, construido por Adolfo Pedro Errasquín y llevado adelante por su hijo Guillermo Adolfo Errasquín y su esposa Marina Silvana Manuele, junto a un equipo que trabaja en Los Vascos.
En diálogo con Democracia, Guillermo explicó lo que más llama la atención de este lugar que es el asador. “La diferencia que hay entre el sabor de la carne al asador y el que se hace en una parrilla es notable. Hacer carnes al asador es mucho mejor. Lleva más tiempo pero el sabor es distinto y es más sano. En la parrilla (horizontal) la carne se impregna de humo y grasa. En este no, al estar la carne en forma vertical, la grasa cae. Usamos solamente leña, el humo no se concentra en el asado, por eso sale blanco cuando se hace”, sostuvo.
“Hacemos costillar, tapa, vacio, lechón, la pata de ternera entera, la pata de cerdo entera, todo a la llama, todo al asador , no solamente para nuestro restaurante sino también para otras entidades. Hemos hecho para clubes de nuestra ciudad, para 250 a 300 personas, dos medias res enteras en el negocio y se las llevé así, por supuesto ambas hechas al asador. Hay gente que me ha dicho quiero comer un cordero, o un lechón, y yo se lo consigo y se lo hago, no hay problema”, aclaró.
Sin embargo en el lugar se ve una amplia parrilla que solo es para hacer las achuras y los chorizos, que por razones obvias no se pueden hacer al asador.
Al hablar de los orígenes de este emprendimiento gastronómico, que se ha afianzado en Junín, Guillermo Errasquín recordó: “nosotros somos del sur de la provincia de Buenos Aires, en la zona nuestra se hace todo al asador. Hace años vinimos a Junín, no somos gastronómicos, nos dedicábamos a otra cosa, pero mi viejo siempre tuvo la idea de poner un restaurante. Es decir, hacerlo. Se puso con tiempo y lo hizo, y después me dijo: abrí y hacé como quieras. Yo me rodeé de gente conocida que estaba en el rubro y lo que yo aportaba era hacer carnes al asador, en lo otro me ayudó mucho mi señora también, porque si no estuviera ella no podría tener el negocio abierto. El negocio es muy familiar”.
“Pasaron los años y no me puedo quejar, no me ha ido mal. Si bien es un rubro complicado, por los costos, el negocio se sigue manteniendo. La gente responde, sabe que lo que va a la mesa es bueno. Vienen muchos comensales de la zona y de Junín”, concluyó.
Asador Los Vascos está abierto de noche de miércoles a sábado, y el domingo, al mediodía.

COMENTARIOS