Capilla L’Assunta de Cannetto

La imagen de la Virgen Santa María de Cannetto es una escultura de la segunda mitad del siglo XIV (entre 1380 y 1390), encontrada en las excavaciones efectuadas en 1831 en la comuna de Roccavivara, provincia de Campobasso en Italia.
Un ferviente creyente residente del pueblo sintió invadida su alma por el llamado de esta Virgen Milagrosa que le pedía ser festejada también en la República Argentina, tierra grande y generosa donde tantos italianos habían encontrado su segunda patria. En 1914 comienza a realizar los trámites para enviarla a Argentina, luego de muchas gestiones embarca la imagen de la Virgen que arriba al puerto de Buenos Aires el 10 de setiembre de 1915. El 24 de septiembre es trasladada en un tren de carga hacia Los Toldos, donde al no encontrarse en ese momento el párroco no puede ser depositada en la iglesia local, por lo que la llevan a una casa de familia, lugar en que está durante dos años, luego de un corto tiempo que permanece en la iglesia, sigue su peregrinación por distintos hogares, hasta que surge por iniciativa del cura párroco Benito Kauffmann de levantarle una capilla que fuera su hogar definitivo.
El 8 de setiembre es una fecha de inmenso fervor religioso y a la procesión que se realiza en este día acuden numerosos fieles no solo del barrio sino de toda la comunidad religiosa.

COMENTARIOS