El cartel indicador de la población en la estación de trenes.
El cartel indicador de la población en la estación de trenes.
OFICINA DE TURISMO

Realizan una jornada de turismo rural en San Emilio

Se realiza hoy una nueva jornada de turismo rural en San Emilio, un pequeño pueblo del partido de General Viamonte que cuenta con tan solo 200 habitantes. La propuesta impulsada por la Oficina de Turismo y la Secretaría de Desarrollo Económico de la Municipalidad, busca que los visitantes de Los Toldos y ciudades de la región descubran un lugar turístico donde se puede pasar un día de campo en pareja, entre amigos o en familia.“San Emilio es un pueblo muy chiquito del distrito, es un típico pueblo del interior de la Provincia, cuenta con su pintoresca estación de tren y allí funciona el museo del pueblo, que fue armado por todos los vecinos”, contó a Democracia la titular de la Oficina de Turismo Mercedes Arambarri y agregó que “en el museo se puede encontrar la historia de quienes vivieron allí y hay fotos de casas que antes estaban y ya no están, luego, paseando por el pueblo, se pueden descubrir todas esas cosas interesantes”.

San Emilio tiene una panadería muy antigua, con más de cien años de historia, que funciona con un horno de barro y a leña. Ahí trabajan Federico y Carolina, ellos abastecen al pueblo, a campos de alrededores, llevan productos a Los Toldos y hoy ofrecerán el espacio para la primera actividad de la jornada que consiste en desayunar en la panadería: “los chicos preparan cosas riquísimas, sacan todo calentito y se puede tomar un café o un mate cocido ahí, cerquita del horno, para esta época que hace frío es lo más”, detalló Arambarri y agregó que “también tenemos a Amanda, una vecina que es el alma de San Emilio, ella sabe mucho sobre la historia del pueblo, nació ahí, y ofrece un paseo caminando por las calles tranquilas, en el transcurso nos va contando historias, mostrando los lugares más significativos de San Emilio”.
Para el mediodía, se prevé comer un asado en el club del pueblo. “El club tiene un bar que se mantiene muy a la época, con las mesas y sillas de madera características de los bares de antes, y mientras Tato, el responsable del lugar, prepara el asado, nos ofrece un vermut típico con una picada”, contó Mercedes Arambarri y agregó que “se puede jugar a las cartas, al truco, hay una cancha de bochas para jugar, también se puede jugar al tejo, mientras se espera que esté listo el almuerzo; todos tienen que llevar vajilla completa y se podrá comer también choripán con bebida para quienes opten por un menú más económico”.

El itinerario prevé partir a las 8.30 desde la Oficina de turismo, ubicada al lado de la estación de tren de Los Toldos, de allí saldrá una combi y a las 9 ya se puede desayunar en la panadería de San Emilio. “La combi está disponible para quienes no tienen movilidad, pero aquellos que quieran ir en auto, también pueden hacerlo; tras el desayuno, a las 10.30, arranca el paseo con Amanda, se sale desde el club y lo primero que ven es el museo en la estación de tren, hacen caminata por el pueblo, pasando por diferentes lugares, y ahí se van a ir encontrando con distintos hacedores locales que ofrecerán lo que prepararon: alfajores, pastafrolas, tortas, también van a estar calentando agua para el mate; al mediodía ya irán directo para el club, donde va a haber juegos para la familia antes del almuerzo”, contó la responsable de Turismo.
Otro de los atractivos de la caminata consiste en pasar por el taller de Marcos, un vecino que hace cuchillería. “Es muy lindo para ver, es una de las tantas joyitas del pueblo, él es un excelente artesano, gana premios cada año”, dijo Arambarri y agregó que “también está el sodero y otros vecinos para descubrir y conocer que hacen cosas muy vistosas; después del almuerzo, cuando se empieza a poner fresco a la tarde, cada uno emprende el regreso”.

COMENTARIOS