Realizaron homenajes a vecinos de Leandro N. Alem

Realizaron homenajes a vecinos de Leandro N. Alem

En el marco del Día del Trabajador, desde la Municipalidad de Leandro N. Alem distinguieron a personalidades destacadas del distrito.

Nélidad Lairguet de Albamonte

Por un lado, Nélida Lariguet de Albamonte (Alem, 1937) por su compromiso con la comunidad, por su vocación docente y por el rol de madre luchadora. Su formación en la Escuela Nº 6 la prepararía para su primer desafío: la Escuela Rural Nº 9 “Santa María”. Su obra no terminaría aquí, fue designada por decreto municipal como Directora de Cultura, cargo que llevó a cabo ad honorem. Párrafo aparte para su labor como consejera escolar, su perseverancia y convicciones dejaron como fruto el Centro de Formación Profesional Nº 401 con su sede en L. N. Alem y con edificio propio, hoy perteneciente a la Dirección de Escuelas.

Zulema Peña

Nació en Vedia en 1945, le gustaba la docencia pero no estaba en condiciones económicas para poder estudiar, por esta razón comenzó a trabajar en costura con las modistas de esa época, en ese momento toda la tarea se realizaba a mano ya que no existían las máquinas de coser. La modista Beba Pieroni fue quien le enseñó el oficio, trabajó con ella hasta los 17 años, lleva más de 50 años detrás de las máquinas de coser. Comenzó haciendo costuras básicas como ruedos, remiendos hasta llegar a realizar vestidos de novia y para 15 años, pero nunca abandonó la costura general. Su jornada laboral comienza a las 5:45 de la mañana, hasta las 23. Ha confeccionado vestidos para personas de Junín, Teodelina, Arenales, Pehuajó, etc. Tiene clientas que confían en su trabajo hace más de 40 años.

Camilo Castro

Camilo Castro trabajó en un aserradero con un serrón (sierra larga con un mango en cada extremo) cortando pinos. A los 18 años se independizó y comenzó a trabajar de peón de albañil. Luego en un depósito de construcción, allí descargaba y cargaba el material. Lo importante era trabajar, ganar el pan de todos los días. También estuvo en la cosecha, cuando se embolsaba, tiempos en que era necesaria la presencia del hombre, hoy las máquinas lo hacen casi todo. Trabajó en un pueblito llamado Morgan, de la Pcia. de Santa Fe, donde estibaba fardos. En la Municipalidad de L. N. Alem se desempeñó en distintos cargos, fue barrendero, placero durante varios años y luego realizó tareas en el Polideportivo. Hoy jubilado, integra una Cooperativa de Trabajo.

Hugo Piva

Desde muy joven, luego de cursar en la Escuela Agrotécnica de Ferré, Hugo Piva trabajó como tractorista durante mucho tiempo en diferentes campos y estancias cercanas a El Dorado, entre ellas La araucana y Fábrica de Lácteos La Cristina. Se asoció con su hermano Nino y trabajaron juntos durante varios años como contratistas rurales. Brindaron estos servicios aproximadamente hasta el año 90, donde atravesaron una dura situación y se vieron obligados a dejar ese rubro. A partir de ese momento se dedicó completamente a trabajar en el taller, heredando de su padre no sólo las instalaciones, sino también el gran oficio de ser mecánico.

Raúl Osmar Gatti

Raúl Osmar Gatti nació en Junín y se mudó con su familia al campo Santa María de Alem para hacerse cargo del tambo. Con tan sólo 8 años colaboraba con el cuidado de los terneros y a los 9 comenzó a ordeñar sus primeras vacas a mano. A los 15 años se fue a trabajar solo a una fábrica de crema y queseina en Gunther. Trabajó en La Permanente, en la Fábrica de Quesos como recibidor. Volvió a trabajar con sus padres en los tambos, y en el año ´56 se radicó junto a su familia en El Dorado. Fue ahí cuando comenzó a trabajar en la Estancia la Araucana con 18 años. Al regresar del Servicio Militar, mantuvo su empleo en la misma estancia realizando variadas actividades como tractorista, maquinista, enfardador, molinero, parquero, entre otras cosas. Luego pasó por distintos lugares, entre ellos Tres Bonetes, La Sociedad, San Juan de Dugan, Maggi, etc. Comenzó a trabajar de peón de albañil con Barbero, quien lo formó en este oficio. Años mas tarde entró como empleado en la delegación municipal como placero, pero se avocó más a realizar trabajos de albañilería.

Héctor Ovidio Philipse

Durante su niñez realizó actividades y trabajos en el campo junto a sus abuelos y tíos de descendencia italiana. Transcurriendo su adolescencia formó su propia orquesta, GRUPO U.V.A., con la cual recorrió varios escenarios con reconocidos artistas. También era viajante y repartidor de los conocidos cigarrillos 4370. De 1976 a 1981 trabajó con una retroexcavadora en la construcción de las cloacas de la empresa Di María y de la Red de Agua Potable con la empresa Malocetti. En 1982 se casó con Olga Etchegaray, compañera de vida y de trabajo. Continuó hasta el año ´87 realizando trabajos con la retroexcavadora, en forma independiente a diferentes estancias, haciendo canales, desmontes, limpieza de tambos, etc. Trabajó en la fábrica de Maggi en el transporte de leche y, a partir de ahí, iniciaron un proyecto familiar, elaboración de quesos artesanales, continuando las recetas de su padre. Hasta la fecha continúa realizando esta actividad, siempre acompañado de la familia.

COMENTARIOS