Día del síndrome Down: el mensaje de la familia de Sofía Daniele

Día del síndrome Down: el mensaje de la familia de Sofía Daniele

La joven tiene 20 años, es vecina de Vedia y supo convertir cada obstáculo en un desafío

En noviembre de 2017, Democracia publicó la historia de Sofía Daniele, una joven con síndrome de Down que tiene veinte años y es vecina de Vedia, partido de Leandro N. Alem. El año pasado Sofía terminó sus estudios secundarios, el 27 de febrero comenzó a trabajar en la parrilla La Carpa de Vedia donde fajina copas, cubiertos y prepara el salón; y el primer jueves de abril comenzará a cursar la carrera de chef en el IGA de Junín. Estas actividades se suman a las clases de zumba y de comedia musical, que forman parte de su rutina.

Hoy, 21 de marzo, es el Día Mundial del Síndrome de Down, motivo por el que Graciela Gabarini, la mamá de Sofía, compartió con Democracia un mensaje de reflexión y expresó la felicidad de la familia por el trabajo de su hija y los proyectos para 2018. "Ella está feliz, y nosotros también, va tres horas por día al trabajo, de lunes a viernes, el grupo de compañeros la considera una más, y esto es fundamental para su autonomía, nosotros la acompañamos y siempre apostamos por ella".

Sofía y sus compañeros de trabajo compartieron en redes sociales una foto en las que se los ve abrazados, sonrientes, y con una media de cada color con la intención de sumarse al mensaje que invita a concientizar acerca del respeto por las diferencias.

Por su parte, Graciela decidió compartir con Democracia dos textos a modo de reflexión, vinculados al síndrome de Down y la inclusión.

El primero:

“El trébol de cuatro hojas se considera una variación rara del trébol común de tres hojas. Nadie está seguro de cómo, por qué se desarrolla la hoja extra cuando todas las demás condiciones biológicas y ambientales son las mismas; pero son considerados de buena suerte y queridos por todos los que los poseen. El síndrome de Down ocurre de forma muy similar. Nadie sabe por qué algunos bebés nacen con un cromosoma extra, pero aquellos de nosotros que somos afortunados de tenerlos en nuestras vidas lo consideramos un regalo... Somos los pocos afortunados. Nuestros 'tréboles' no valen más o menos que los 'tréboles' estandar, simplemente son diferentes. Mi esperanza es que algún día las diferencias sean apreciadas y celebradas tanto como el trébol de 4 hojas". Escrito por Kristina Johnson

El segundo:

"Una persona con necesidades educativas especiales enfrenta, día a día, sentimientos que podemos tener cada uno de los 'normales':

-Estarán confundidos, cuando les hablemos de varios temas a la vez, cuando no respetemos sus tiempos, cuando estemos apurados o con conceptos abstractos. Sepamos que necesitan ubicarse en el tiempo y en el espacio, necesitan visualizar lo que les hablamos".

-Los veremos en armonía cuando hagan lo que los hace sentir bien, cuando les permitamos elegir lo que les gusta o tengan facilidad.

-Trabajarán con esfuerzo cuando traten de ser prolijos en sus carpetas escolares siguiendo el ritmo de sus compañeros dentro de un plan de integración escolar.

- Los veremos con responsabilidad cuando asistan a sus empleos contra viento y marea, sus enojos también saldrán a la luz en las peleas diarias con sus compañeros y, a veces, se los verá caprichosos (recordar tentarlos con otras cosas), hay que ser creativos, buscar otros caminos, ofrecerles alternativas.

- Sinceros en sus relaciones, dificilmente, te abracen o te den la mano si no quieren dártela.

- La bondad también se trasluce frente a un discusión o situación de enojo.

-También se enfrentan a fracasos y a su imposibilidad para hacer muchas cosas y, por esto, una sociedad debe ser un lugar inclusivo que los apuntale en su autoestima, que les ofrezca equilibrio y amor apoyándolos desde sus posibilidades y sosteniéndolos desde sus imposibilidades. Un lugar que busque el equilibrio necesario paa que gocen de la autonomía (con ayuda).

-Si los comprendemos y respetamos podremos incluirlos en la vida, en la sociedad.

-Recordar: "en la vida, en la educación, hay muchas visiones, donde todas las personas sienten lo mismo y se expresan distinto. Aprendamos a entenderlos. La diferencia es un valor, no un defecto".

COMENTARIOS