Gestionan la posibilidad de contar con antídoto para picaduras de alacrán.
Gestionan la posibilidad de contar con antídoto para picaduras de alacrán.
LEANDRO N. ALEM

Alarma en Vedia ante la presencia de alacranes y la falta de antídoto

En el Hospital Municipal de Vedia no hay y en el Hospital Interzonal de Junín, tampoco. Concejales gestionan la posibilidad de tener antídoto para los primeros auxilios a personas que pudieran ser picados por alacranes.

Los concejales María Rosa Cirella, Jorge Luis Morales y Edgardo Cavaglia, preocupados ante los hechos ocurridos en días recientes, sobre la picadura de alacrán que sufrió un niño en la ciudad de Vedia, están haciendo las gestiones correspondientes para conseguir el antídoto, para la atención de Primeros Auxilios.
Las autoridades municipales señalaron que el antídoto sólo se encuentra disponible en la localidad de San Nicolás de los Arroyos. Ante esta situación, están evaluando la posibilidad de contar con el antídoto en el distrito para una mejora en la atención de Primeros Auxilios.

El caso
Un niño de cuatro años estuvo grave por la picadura de un alacrán venenoso en Vedia. Su mamá, Guillermina Velásquez, contó a Democracia que primero lo llevaron al hospital municipal y desde allí lo derivaron en ambulancia al HIGA de Junín, donde no había antídoto, por lo que tuvo que ir a buscarlo a San Nicolás. “Lo que vivimos fue terrible”, expresó.
Francisco estaba junto a su familia en la casa de unos amigos, en Vedia, cuando fue picado por el alacrán, de la especie más peligrosa que habita en esta zona.
Su mamá, Guillermina Velásquez, contó que tras detectar la picadura, procedieron a ponerle hielo y llevarlo al hospital municipal de Vedia, desde donde fue trasladado en ambulancia, junto a una enfermera y el pediatra, al Hospital Interzonal General de Agudos de Junín.

\LEÉ MÁS: Un niño de cuatro años estuvo grave por la picadura de un alacrán venenoso en Vedia


“Vivimos las peores horas. Cuando llegamos a Junín nos encontramos con que ¡ahí tampoco tenían el antídoto y el lugar más cercano era San Nicolás!”, expresó, muy conmovida.
“Empezó toda una odisea, que Junín no podía ir a buscarlo, que San Nicolás no lo mandaba, que lo llevara a Fran, propuse ir yo a buscarlo, pero no me dejaban, las horas pasaban y la vida de Fran corría peligro”.
Finalmente, con las autorizaciones correspondientes, Guillermina viajó a San Nicolás a buscar la dosis y su hijo se recuperó, al punto de que ya está fuera de peligro.
“Pido a quien corresponda, tenemos que tener el antídoto en nuestro hospital, porque los alacranes están en Vedia y son mortales. Fran tuvo la suerte de que este alacrán ya había picado y solo le dio un poco de veneno a él, eso fue lo que lo salvó”, contó.

COMENTARIOS