Alberto Conocchiari, intendente de Alem.
Alberto Conocchiari, intendente de Alem.
LEANDRO N. ALEM

El intendente Conocchiari destacó la obra pública sin costo para los vecinos

Mencionó otros municipios, como el de Junín, donde el vecino tiene que pagar por algunas de las obras. Señaló la diferencia entre tener que hacer malabares para poder pagar la obra, que quizá no lo pueda hacer, y tenerla sin costo alguno.

El intendente municipal Alberto Conocchiari fue entrevistado en el barrio San Cayetano de la localidad de Alem, donde se están realizando obras de cordón cuneta y estabilizado, una obra que no significa costo alguno para los frentistas.
“En estos momentos estamos recorriendo la obra de cordón cuneta con estabilizado, que es importante y muy requerida. Es una obra repartida entre Vedia y Alem, con un costo superior a los $10.000.000”, manifestó el jefe comunal.
Explicó que en el barrio San Cayetano, se están haciendo 3 cuadras de un total de 8, en todo el eje urbano de Alem.
“Estamos muy satisfechos al igual que los vecinos, porque es una señal de integración, de que las obras también llegan a este sector de la localidad. Nosotros siempre tuvimos esta mirada abarcativa de todos los pueblos, de todos los vecinos. No hay –para nosotros- vecinos de primera y de segunda, todos merecen la misma consideración, obviamente el mismo respeto y el mismo esfuerzo”, afirmó Conocchiari.

Gratis para el vecino
Destacó que la gratuidad de la obra para el frentista no es un dato menor.
“No es muy común. Uno abre un diario de la región, de Junín por poner un ejemplo, y las pocas obras que hay son pagas, esto significa que si se hacen obras de cordón cuneta, la gente está contenta, pero esto pasa al Concejo Deliberante, lo declara de utilidad pública y pago obligatorio. Y a partir de ahí, de acuerdo a los metros de frente que tenés, pasas a deber y a recibir mensualmente la chequera con la cuota que tenés que pagar, normalmente es un compromiso que al vecino le lleva 8 o 10 años, por lo menos”, señaló.
“Fijate la diferencia de tener que hacer malabares para poder vivir, para pagar las tarifas, para educar a los hijos, para la salud, para todo y tener esa cuota ahí que la tenés que pagar, que podés no pagarla, pero si no la pagás, la debés, o sea tenés toda la deuda junta para el día que transfieras la propiedad y a lo mejor terminas debiendo media casa en obras”, dijo.
El jefe comunal manifestó que seguir haciendo las obras gratuitas para el vecino era un dato relevante. “Yo no sé si todos lo pondrán en valor, a veces uno tiene la sensación de que la gratuidad hace que se valore menos la obra, porque no está el sacrificio para pagarla, yo les pido a los vecinos que tengan presente esto, mas que nada por una cuestión de puesta en valor de las cosas, del cuidado, de ayudar al mantenimiento, de tener en cuenta que el esfuerzo es doble en una época de restricción presupuestaria y, encima, se hace gratis”, destacó.

La actualidad
A modo de reflexión sobre la actualidad política de nuestro país, el doctor Alberto Conocchiari dijo: “Continuamos con un ritmo de obras inaudito, a pesar del cambio de paradigma. Vivimos otras épocas, vivimos otra mirada política, que nadie sienta que estamos ensayando una crítica o polemizando, simplemente estamos describiendo la realidad. Hubo una época de mucho apoyo a la obra pública, donde pudimos crecer de manera fenomenal, no sin esfuerzo, pero con mucho trabajo, mucha gestión, pudimos hacer infinidad de cosas, los accesos repavimentados, las 600 casas, mucho asfalto, mucho cordón cuneta, los polideportivos, los establecimientos educativos, las obras de iluminación, el C.E.C. en Alem, el C.I.C. en Alberdi, tantísimas cosas. Pero en esta época que el paradigma cambió, la economía se contrae, la inversión del dinero público se ve como un gasto y se tiende a reducir, donde empiezan a tener protagonismo las grandes empresas, se legisló sobre la inversión público-privada, que obviamente no va a llegar a los pueblos, va a ser para algunas obras viales, para las grandes obras, es decir, es un paradigma más de negocio, de costo/beneficio que pierde la mirada social”, advirtió.

Lo local
“Hoy ir a hablar a la Provincia o Nación de la necesidad o el anhelo de un vecino del barrio San Cayetano de Alem, o del barrio El Humo de Vedia, o del barrio Wolter de Alberdi, o de Fortín Acha, de Colonia o de dónde sea es un ejercicio de candidez, realmente interesa muy poco, entonces a la gente le queda el nivel local de gobierno”, dijo el Intendente.
“Los que todavía tenemos una mirada comprometida de cara a la gente, comprometida con lo social y con el desarrollo de nuestros pueblos, vemos que esto nos lleva a dar la discusión sobre los recursos. Nosotros no queremos pelear con nadie, lo único que queremos es trabajar y seguir haciendo cosas para nuestros vecinos y defender sus derechos, manifestó.
El jefe comunal dijo que se cree que se pelea para tener más recursos, como siempre lo han hecho, defendiendo dinero públicos a ultranza.
“Por eso señaló- no nos pueden correr con la prolijidad de administración y transparencia, porque hemos hecho gala de eso, con un Municipio con superávit, con las cuentas ordenadas, sin deuda, en un país donde la Nación se ha endeudado cerca de 150.000.000.000 de dólares de deuda que ha tomado en dos años y la Provincia también se está endeudando a un ritmo escandaloso”.
“Sabemos que existen los llamados telefónicos diciéndole al vecino que están haciendo cordón cuneta, porque tienen la información de para qué usamos el dinero del Fondo de Infraestructura, entonces se permiten esa estrategia de llamar por teléfono y adjudicarse la obra”, dijo.

“Mucho negocio…”
Haciendo un análisis de la realidad, manifestó: “Nadie nos puede contar cómo estamos, si estamos mejor o si estamos peor, nadie nos puede contar si es más fácil o más difícil pagar las tarifas, nadie nos puede contar si el aumento de los combustibles nos va privando de cosas, si la inflación y la devaluación también nos van privando cada vez de más cosas, esa es la realidad”.
“La televisión puede decir lo que quiera, yo escuchaba decir al Presidente que vamos bárbaro, que tenemos que seguir creciendo, que vinieron inversiones, pero que ese es el comienzo y que van a venir más y uno sabe que no es así, sabe que no hay inversiones, sabe que no hay apoyo a la producción, no hay obras mayoritariamente, y menos de corte social. Lo que sí hay es mucho negocio y mucha apuesta a lo financiero y mucha fuga de dólares de la Argentina. Se hizo el blanqueo y no se les exigió, ni siquiera, traer la plata. Se blanqueó mucho dinero, muchos millones de dólares, pero la dejaron toda afuera, no la trajeron para generar trabajo, solamente pagaron una multita y ese dinero, que en muchos casos es mal habido, ahora pasó a ser blanco pero no genera nada en la vida económica de los argentinos”, acusó.
“De esa matriz que arranca arriba, pero que va bajando a los pueblos, acá también tenemos posturas encontradas, miradas absolutamente distintas, la gente de Cambiemos sigue defendiendo ese modelo extranjerizado, de concentración de la riqueza, de aumento en la pobreza de la gente”, dijo.

COMENTARIOS