Gustavo “Lito” Ruiz tiene 47 años y hace nueve que comenzó a practicar ciclismo.
Gustavo “Lito” Ruiz tiene 47 años y hace nueve que comenzó a practicar ciclismo.
PASIÓN SOBRE RUEDAS

El ciclista rojense Gustavo “Lito” Ruiz fue distinguido tras ganar la carrera Río Pinto

La Municipalidad de Rojas entregó un diploma a uno de los más destacados deportistas de la ciudad, por el primer puesto obtenido en el desafío de 85 kilómetros que tuvo lugar en La Cumbre y que contó con más de 5000 participantes.

GustavoLitoRuíz tiene 47 años, vive en la ciudad de Rojas, y comenzó a practicar ciclismo hace casi una década. El entrenamiento diario es arduo y requiere del indispensable apoyo de su familia, amigos y compañeros para poder coordinar de manera exitosa el tiempo que dedica al deporte y al trabajo: pedalea dos horas por día de lunes a viernes, cuatro horas por camino de tierra los sábados y tres horas por ruta los domingos; a eso se suman dos días de gimnasio y, durante la pretemporada en verano, practica natación, correcaminata y agrega horas y kilos en el gimnasio para ganar fuerza. El año pasado salió quinto en la competencia más importante de la Argentina y se puso el objetivo de llegar aún mejor para la prueba de 2019: GustavoLitoRuiz lo logró y salió primero en su categoría.
“Si bien hago ciclismo en forma amateur, le dedico mucho tiempo a este deporte y el desafío de Río Pinto es una carrera a la que todos aspiramos a andar bien”, contó Gustavo “Lito” Ruiz a Democracia y agregó que “ganarla no estaba en mis planes porque todos aspiran a esta carrera, es un objetivo en común para todos y, entonces, todos llegan de la mejor forma, es muy competitiva, vienen corredores de todo el país, del mejor nivel, e incluso de Sudamérica”. Durante un año, “Litoentrenó específicamente con entrenador, se alimentó bajo el régimen estricto de una nutricionista para bajar de peso y ganar músculo, además, agregó el potenciómetro a su entrenamiento diario: “gracias a todo esto pude mejorar un poquito, que era lo que me faltaba, y por suerte se dio el mejor resultado”.


Consultado por este diario respecto del reconocimiento que recibió por parte de la Municipalidad, GustavoLitoRuiz dijo que “me puso muy contento porque, si bien siempre estamos en contacto con la Dirección de Deportes y demás, que me agasajen así fue una alegría muy grande; además está bueno para que el resto de la gente sepa que se puede y para que los deportistas se contagien”. Durante el acto de reconocimiento, el subsecretario de Educación, Cultura, Turismo y Deporte, Claudio Cuello, dijo que “es bueno recordarle a los chicos más jóvenes que hay un deportista que sigue arriba de la bicicleta, que sigue con el deporte, entrenando, conviviendo con su trabajo, tal vez un día llega de una competencia importantísima y al día siguiente ya tiene que estar con sus actividades cotidianas” y agregó que “desde el Municipio queremos darle este reconocimiento porque hemos hecho una amistad y poder reconocer lo que hace un amigo me llena de orgullo y satisfacción, le agradecemos por el esfuerzo y la ejemplaridad con la que hace este trabajo”.
El desafío de Río Pinto es una de las carreras más difíciles del país: consta de 85 kilómetros y con 1300 metros de desnivel positivo. “En mi categoría largamos 670 corredores y en total son 5000 corredores; eso hace difícil el sobrepaso, por el tráfico que genera”, contó “LitoRuiz a este diario y agregó que “de los 5000 ciclistas, muchos recién se inician y van a Río Pinto por la vidriera que tiene la carrera, entonces hay muchas diferencias de velocidad y lo más difícil que tiene es el sobrepaso entre los que van en una categoría y otra”. La carrera se desarrolla en La Cumbre, en plena montaña, en un camino ancho que no tiene sendero y que tiene la particularidad de que hay que atravesar casi veinte ríos: “son obstáculos que se van sumando, es muy difícil ganarla”, señaló “LitoRuiz, al tiempo que agregó que “creería que es la carrera más destacada de mi trayectoria, reparto este triunfo como los campeonatos argentinos que he logrado y el desafío extremo de Rojas que son 400 kilómetros de carrera sin parar, pero el Río Pinto es la carrera que más vidriera tiene y eso tiene más repercusión que, incluso, un campeonato argentino”.
Si bien “LitoRuiz corre carreras cada quince o veinte días, el próximo desafío es la competencia transmontaña que se realiza pura y exclusivamente en pareja, por lo que participará junto a un amigo. “No podría lograr todo esto sin el apoyo de mi entorno, tanto familiar, laboral y de amigos; en mi casa todos me acompañan y están al ritmo de mi entrenamiento: me esperan con la comida, con la ropa lista para salir a pedalear, todos tienen que estar acorde porque si no es muy difícil, los tiempos son escasos para quienes entrenamos y trabajamos”, finalizó “LitoRuiz.

COMENTARIOS