Analía Guilera, médica pediatra del Hospital Saturnino Unzué de Rojas.
Analía Guilera, médica pediatra del Hospital Saturnino Unzué de Rojas.
NUEVO SERVICIO EN ROJAS

Analía Guilera: “No hay leche de madre que no sirva para su propio bebé”

La semana entrante comienza a funcionar el consultorio de lactancia materna en el Hospital Saturnino Unzué. La médica pediatra a cargo de la iniciativa ofreció detalles del espacio que busca convocar a mujeres embarazadas y recientes mamás.

A partir de la semana próxima, comienza a funcionar en el Hospital Saturnino Unzué de Rojas el consultorio de lactancia materna que busca convocar a mujeres embarazadas y recientes mamás para despejar dudas y derribar mitos respecto de la temática. Los turnos se podrán obtener los días lunes para el resto de la semana y además se realizarán talleres mensuales. Los días martes, de 8.30 a 10.30, va a estar la psicóloga y especialista en puericultura Pía Bongiovanni, mientras que los jueves por la tarde, de 15.30 a 17.30, va a estar la especialista en puericultura Gina Seletti. En diálogo con Democracia, la médica pediatra Analía Guilera y responsable de la iniciativa, aseguró que el objetivo del espacio es generar un ámbito para las mamás en el hospital y recibir allí consultas prenatales y postanatales para tener una lactancia más segura.

- ¿Qué se busca generar a partir de este consultorio de lactancia materna?
- Hay muchos mitos alrededor de la lactancia entonces, además de informar, buscamos desmitificar. Generalmente, a las madres primerizas todo el mundo les quiere transmitir su experiencia y eso hace que, de alguna manera, influya, entonces se trata de darle seguridad a la mamá, eso es muy importante. Queremos tener este espacio para que las mamás se saquen las dudas y queremos hacer un taller para que todas las que participen cuenten su propia experiencia, si tienen otros hijos, compartir un momento.

- ¿Cuáles son los mitos más frecuentes respecto de lactancia materna?
- El mito que más escalofrío me da es cuando dicen que la leche de tal mamá no sirve, eso es terrible porque esa mamá está estableciendo el vínculo madre hijo, se están conociendo, y que le digan que su leche no sirve genera mucha angustia y es dañino. No hay leche de madre que no sirva para su propio bebé, la leche cambia día a día según las necesidades del bebé, con todos los componentes, según sus necesidades. O cuando dicen que como no pudo dar de mamar, no es positivo el mensaje que está dando y esa mamá necesita ser apoyada. O cuando enseguida ponen la mamadera adelante si el bebé llora y no siempre es por hambre, suelen ser cólicos. La idea de este taller y este espacio es sostenerlo en el tiempo y dar herramientas a la mamá para que pueda fortalecerse y sentirse mucho más segura.

- Otra de las discusiones es libre demanda versus horario estricto para amamantar
- La libre demanda versus el horario estricto para amamantar depende de la mamá y de la dinámica de la casa, no es tan estricto. Libre demanda a veces se malinterpreta, se trata de buscar el equilibrio de esa mamá y cómo está predispuesta a la lactancia, no todos los bebés se comportan igual. Al comienzo es libre demanda y después se va regulando, a medida que el bebé va siendo más maduro para succionar y ahí se empiezan a manejar mejor los tiempos. Creo que no es bueno ni un extremo ni el otro, eso se va a tratar bien con las chicas de puericultura. No se trata de encasillar en “libre demanda” porque a veces pasa que toman cada una hora y no dan tiempo a que se llene la mama y al succionar de manera continua gastan más calorías de las que ganan,; y un horario estricto tampoco es sostenible, porque no todos los bebes demandan de la misma manera, entonces es cuestión de encontrar el equilibrio, no creo que sea a rajatabla.

- ¿Cuáles son los beneficios de la lactancia materna y hasta qué edad se sugiere?
- Hay distintos objetivos, primero lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, luego se incorpora el alimento y se puede continuar con la lactancia materna. El segundo objetivo es, si se consigue un equilibrio, sostenerla hasta los dos años, como indica la OMS, que ya no es exclusiva sino mixta porque para el bebé el pilar de su alimentación es la comida y pasa a ser el pecho el complemento que sostiene la parte inmunológica, es importante la continuidad hasta los dos años según lo que indica la OMS. Los beneficios son muchísimos, casi no hay contras, excepto en los casos donde está contraindicada la lactancia: por enfermedades infectocontagiosas que se pueden transmitir a través de la leche, como el HIV; o medicación como psicofármacos en los casos donde las madres precisan la medicación para mantenerse emocionalmente estables para tener un vínculo sano con su bebé, esa es la prioridad, no podrían dejar la medicación. Son casos muy puntuales. La leche de la mamá, natural y fisiológicamente, va cambiando día a día en sus cantidades de componentes para las necesidades del bebé, por eso es tan importante el calostro de los primeros días y cuando tiene la primera bajada de leche, y por otro lado la inmunidad que no se la puede dar ninguna leche del mercado, ni la más cara de todas: la industria hace lo imposible por imitar la leche materna porque dar el pecho es un beneficio enorme.

COMENTARIOS