El nuevo puente ya está terminado y la habilitación es inminente.
El nuevo puente ya está terminado y la habilitación es inminente.
OBRAS PÚBLICAS

“La habilitación del puente sobre el arroyo Saladillo de la Vuelta es inminente"

Lo confirmó a Democracia el secretario de Obras y Servicios Públicos de Rojas, Daniel Boyeras. La obra ya está terminada y generará importantes beneficios para los productores rurales, ya que no se cerrará el paso ante la crecida del río Rojas.

La obra del puente sobre el arroyo Saladillo de la Vuelta de Rojas fue terminada en los últimos días y es inminente la habilitación del paso que generará importantes beneficios para los productores rurales de la zona. Antes de realizarse el trabajo, a cargo de la Dirección de Hidráulica de la provincia de Buenos Aires, los caminos 276 y 277 estaban conectados por un alcantarillado que permitió salir del paso en un momento crítico, debido al exceso hídrico. A partir de ahora, se brindará una solución de fondo, porque el paso ya no se cerrará por la crecida del río y, en este sentido, favorecerá a los productores de Rafael Obligado, La Beba y Sol de Mayo. La obra requirió una inversión de fondos provinciales por $14.467.198,50 y la empresa contratista fue GyC Construcciones.


“La construcción de un nuevo puente sobre el arroyo Saladillo de la Vuelta era una obra que estaba proyectada por la Dirección Provincial de Hidráulica, está en las inmediaciones de Rojas, está bastante cercana al área urbana pero es en zona rural. Tiene su importancia porque permite generar una vinculación entre la Ruta Nacional 188 y la Ruta Provincial 45”, dijo a Democracia el secretario de Obras y Servicios Públicos, Daniel Boyeras, y agregó “si bien se podía transitar por el sector, se podía hacer solo cuando el río estaba bajo, porque con un caudal medio ya se cortaba el camino y eso marcaba la necesidad de construcción de ese puente, nosotros gestionamos para que se tuviera en cuenta la ejecución de esta obra, la Provincia entendió, se licitó desde la Dirección de Hidráulica y se procedió a la construcción del puente”.
La obra llevó un lapso de trabajo de diez meses y el puente tiene, aproximadamente, cuarenta metros de luz y apoyos intermedios. Se trata de un puente losa, con estribos cerrados para la contención de los terraplenes y trajo aparejada una obra de terraplén del camino que lleva el sector. En toda la parte baja de este camino, que tiene cerca de 900 metros de largo, se produjo el alteo para llevar a la cota que tiene el puente, cota que se previó para salvaguardar el paso aún en situaciones de crecida del arroyo. La obra se ejecutó de una sola etapa y se desarrolló en tiempo y forma.


“Fundamentalmente va a favorecer al sector que está hacia el sur y hacia el oeste, genera una importante mejora porque el tránsito pesado, ante un corte de este paso, se debía derivar al área urbana y tenían que circular los camiones por adentro de la ciudad, con todos los riesgos e inconvenientes que eso trae aparejado, porque no hay otra posibilidad que atravesar el río Rojas por el puente de la RN 188, llegar al área urbana y dar toda la vuelta”, señaló Boyeras a este diario. En otro orden, el secretario apuntó que “incluso, el beneficio es superior porque el puente que está sobre el río Rojas en Ruta 45, es un puente que ha tenido inconvenientes por cortes de ruta en situaciones de crecida excepcionales, es un puente que está más bajo en cota que este nuevo puente así que genera también un punto de fuga para todo el tránsito de camiones que, pretendiendo llegar hasta Rojas, viene desde ese sector del área rural”.
Daniel Boyeras dijo que “todavía no está habilitado el puente porque la construcción de las losas de acceso, que son flotantes y se apoyan en el estribo y en el terraplén de acceso, ya fueron hormigonadas, la última fue hace una semana y se está esperando el tiempo de toma del hormigón para que se pueda pisar con carga, pero la habilitación al tránsito es inminente, en una semana o diez días se va a habilitar al tránsito”.

COMENTARIOS