Carlos Guaraglia, tesorero; José Savi, presidente; Lucas Laborde, jefe; Lionel Daletto, segundo jefe.
Carlos Guaraglia, tesorero; José Savi, presidente; Lucas Laborde, jefe; Lionel Daletto, segundo jefe.
INVERSIÓN Y CRECIMIENTO

“Hacía casi veinte años que no se compraba cascos para los bomberos de Rojas”

Miembros del cuartel y de comisión directiva ofrecieron una conferencia de prensa para repasar las actividades y compras realizadas

Miembros del cuartel de bomberos voluntarios de Rojas y de la comisión directiva, encabezaron una conferencia de prensa para comunicar las actividades y compras que tuvieron lugar en los últimos días. José Savi, presidente de la institución; Carlos Guaraglia, tesorero; Lucas Laborde jefe de bomberos y Lionel Daletto, segundo jefe de bomberos, se refirieron a los sucesos que se están desarrollando en materia de inversión y crecimiento. En este sentido, mencionaron la compra de equipamiento, las obras en las instalaciones y el nuevo ciclo en la escuela de cadetes.
En primer lugar, el presidente José Savi confirmó que la obra del Salón de Usos Múltiples está en la instancia final “Ya empezó la última parte, que es la salida en dirección hacia la terminal, con material de hormigón, y hacia el fin de la semana que viene se terminaría, llevó más tiempo del esperado porque se fue postergando por las condiciones del tiempo, hubo mucha lluvia y se demoró quince o veinte días más de lo programado”. A su vez, Savi dijo que “también queremos mencionar que la rifa de bomberos ya está en la calle y es muy importante para la institución en lo que respecta a lo económico”. Antes de ceder la palabra al jefe de bomberos, Lucas Laborde, el presidente destacó que la compra del desfibrilador y de los cascos consisten en una inversión muy importante en materia de equipamiento y crecimiento: “en los cascos adquiridos se invirtió la mitad del subsidio nacional, que no es poco”, apuntó.
En tanto, Lucas Laborde ofreció detalles del uso que se la dará al nuevo Salón de Usos Múltiples, en este sentido señaló que: “va a ser como un taller para nosotros, es una verdadera comodidad en lo que respecta a la parte operativa; si bien va a tener varios usos, allí guardaremos vehículos livianos, que no son de primera intervención sino para transportar a los bomberos, para capacitación y lanchas; además, va a ser un taller para el mantenimiento de los equipos”. En otro orden, Laborde dijo que “a raíz de la experiencia de viajes de capacitación al exterior que tuvimos el año pasado, los distintos integrantes, a Estados Unidos y a Chile, trajimos iniciativas y una de las principales es la seguridad del bombero” y agregó “uno de los cuidados es el tema de la ropa, estamos expuestos a productos químicos, humo, y mucha cosas más, entonces se pensó en crear un lavadero para la ropa que los bomberos utilizan en emergencias, ya sean forestales o emergencias de accidentes, para lavar el saco y pantalón que componen el equipo estructural”.
El jefe de bomberos aseguró que todos están muy contentos con los cambios: “Tener el desfibrilador es muy importante, ya está operativo, no lo vemos como un gasto sino como una inversión en salud porque no es solo para bomberos sino para toda la comunidad, la mitad del cuartel está capacitado para utilizarlo y es una herramienta que no abunda en la ciudad”.
Con respecto a la compra de los cascos, Laborde apuntó que “hacía casi veinte años que no se compraban cascos para la totalidad del cuerpo, se iban adquiriendo si faltaban uno o dos, pero la mayoría ha ido heredando de un bombero anterior, porque cuando el bombero deja de pertenecer a la institución, ese casco pasa para otro y también, cuando alguien asciende, cambia el color de casco por reglamento y se lo pasa al compañero” y agregó “se hizo una inversión bastante importante de 45 cascos, estarían llegando en los próximos veinte o treinta días desde Europa, son similares a los cascos de motos, cerrados, no son como los de tipo americanos que tenemos ahora, estamos muy contentos porque esto hace a la seguridad de los bomberos”.
Por último, Lionel Daletto, segundo jefe de bomberos, informó que el miércoles comenzaron con una reunión de padres en la escuela de cadetes para emprender el ciclo 2019. “Son veinte chicos y siempre buscamos aclarar que es indispensable que continúen con la educación, los chicos que no pasan de grado lamentablemente no pueden seguir con la formación de bomberos, porque la prioridad es que les vaya bien en la escuela y somos muy estrictos en ese sentido”.

COMENTARIOS