Isabel aseguró que disfruta mucho cantar en vivo.
Isabel aseguró que disfruta mucho cantar en vivo.
TALENTO DE NUESTRA REGIÓN

Isabel Aladro, la joven rojense que cautiva con sus presentaciones en La Voz Argentina

Tiene 18 años y, hace cuatro, se mudó a Buenos Aires junto a su familia para continuar sus estudios de canto. Hoy, brilla sobre el escenario y es una de las favoritas del programa más visto de la televisión argentina.

Isabel Aladro es oriunda de Rojas, tiene 18 años y una voz privilegiada. Hace cuatro años se mudó junto a sus padres y sus dos hermanos a Buenos Aires, con el claro objetivo de luchar por su sueño: ser cantante profesional. Hoy es una de las participantes favoritas de La Voz Argentina, el programa que conduce Marley en el prime time de Telefé, y esta semana resultó ser la más votada del equipo de Tini Stoessel para continuar en el certamen. En diálogo con Democracia, la joven que brilla en el escenario con su frescura y elegancia, brindó detalles de su pasión por el canto y esta nueva oportunidad que se presentó en su camino.

- ¿Recordás cómo comenzó la pasión por cantar?
- Canto desde que soy muy chiquita, en mi familia siempre estuvo el parlante prendido y sonando, y creo que ese fue el motivo por el que cantaba todo el día. En Rojas aprendí muchísimo en la Academia Everest, donde Marisol Benítez me enseñó a no tenerle miedo al escenario y a pisar fuerte. A los once años empecé a viajar una vez por semana a Buenos Aires porque Deborah Dixon, una cantante de blues, le recomendó a mis papás que estudiara con Paula Varela. Con ella estuve tres años y, por una casualidad del destino, la vi cantar a Silvina Moreno en la televisión y la comencé a seguir por las redes. Un día me anoté en un seminario que ella iba a dictar con el respaldo de la Fundación Julio Bocca, y al terminarlo me contó sobre un método que se llama ‘Speech Level Singing’. Me pasó el contacto de Veronica Glass, quien hasta hoy en día me enseña sobre este modo de cantar y me acompaña en toda esta experiencia.

Hay mucho trabajo previo, todos los días hacemos algo distinto. Con el equipo de producción y nuestros coachs ensayamos, probamos sonido, y grabamos contenidos extra para los programas.

- ¿Cómo fue el momento en que decidiste participar en La Voz Argentina?
- La decisión se debe a que desde que estudio canto, guitarra y actuación, estoy buscando para mí alternativas para seguir aprendiendo y creciendo, con el objetivo de quizás llegar a ser una artista completa.

- ¿Qué balance hacés de esta experiencia?
- En mi opinión, “La Voz Argentina” es una plataforma que nos da a conocer y, a su vez, nos invita a conocernos a nosotros mismos… aunque suene raro. Las sensaciones son tan cambiantes y extremas que ponen a prueba tu carácter y tu forma de ser todo el tiempo. En el certamen hay un muy buen nivel desde el comienzo, y nos lleva a todos los que participamos a valorar nuestro arte y respetar el del otro. Ahí entendí que eso no cambia por las decisiones del jurado, ya que estas son subjetivas y dependen de lo que estén buscando. Axel dijo una vez que era como elegir entre un rico helado, un rico asado, una rica picada, un muy buen café. Y creo que de eso se trata, de entender esta experiencia como enriquecedora por la cantidad de personas que conocimos y momentos que nos definen.

- ¿Cómo es la rutina del certamen, cuántos días ensayan?
- Hay mucho trabajo previo, todos los días hacemos algo distinto. Con el equipo de producción y nuestros coachs ensayamos, probamos sonido, y grabamos contenidos extra para los programas, y ni hablar de los baches en los que siempre se arma una especie de fogón y terminamos todos cantando y bailando al ritmo de “Caraluna”.

-Hace poquito empezaste a cantar en vivo, ¿Cómo viviste esa experiencia?
- Lo disfruté igual o más que el resto de mis presentaciones. La verdad es que no fue tan distinto a lo que veníamos haciendo. El resto de los programas están grabados en “falso vivo”, es decir que se respetan los tiempos y una vez que te subiste al escenario, las cámaras graban tu presentación y eso es lo que luego se ve del otro lado de la pantalla.

- Sobre el escenario se te ve súper serena y fresca, ¿Cuál es la clave para controlar los nervios?
- Confiar, creo yo. Me ha pasado de estar nerviosa, pero cuando me acuerdo de que es lo que vengo haciendo toda la vida y que son solo dos minutos en los que tengo la oportunidad de disfrutar de un show de tal magnitud, intento enfocarme en sacar provecho y eso lo logro divirtiéndome arriba del escenario.

-Debe ser muy gratificante recibir tantos mensajes de familia y amigos
- Por suerte conté siempre con su apoyo, a quienes les debo muchísimo de lo que vengo logrando. Fueron siempre muy sinceros y actúan como un cable a tierra que es muy necesario en situaciones como esta, donde vivimos cosas muy ajenas a nuestro día a día. A “La Voz Argentina” le agradezco también haber actuado como una nueva red social, que me volvió a conectar con muchísima gente con la que compartí jardín, primaria, secundaria, vacaciones, y demás. Quiero aprovechar para agradecer a todos los que votaron por mí porque me conocen, pero aún más a los que votaron por mí sin conocerme. Me genera mucha emoción que alguien por escucharme cantar me brinde su apoyo, sabiendo que tiene un costo económico.

- ¿Cuáles son tus planes a futuro?
- Capaz sea muy ambicioso, pero sueño con poder hacer en español el género que más me gusta, el pop, y tener ese estilo que hoy los adolescentes tanto escuchamos en nuestro idioma.Ya tengo un par de temas que intentan aproximarse a esta meta ¡Y no puedo esperar a compartirlos!.

COMENTARIOS