Tradicional almuerzo bajo los tilos de la plaza de Rafael Obligado.
Tradicional almuerzo bajo los tilos de la plaza de Rafael Obligado.
CULTURA Y TRADICIÓN

Fiesta en Rafael Obligado: “La galleta es nuestra principal anfitriona”

El domingo 18 de noviembre se realizará la tradicional Fiesta de la Galleta en el pueblo, un evento que reúne a los vecinos y a los oriundos de la localidad que ya no viven allí pero que siempre vuelven para celebrar.

Rafael Obligado es un pequeño pueblo del partido de Rojas, ubicado a 35 kilómetros de la ciudad de Junín. Cada año, desde 1971, se celebra allí la tradicional Fiesta de la Galleta, un evento que funciona como punto de encuentro entre los vecinos y, principalmente, convoca a los oriundos del pueblo que se fueron a vivir a otras ciudades y vuelven para reencontrarse con aquellas personas que marcaron su infancia de juego en la vereda y en los recreos de la escuela. En cada edición, cientos de personas de la región llegan al pueblo y disfrutan de un asado criollo bajo los tilos de la plaza Manuel Belgrano, de los desfiles y la música que habilita el baile.
Este año se celebrará la 47º edición de la Fiesta de la Galleta y será a partir de las 12 en la plaza de Rafael Obligado. Allí se podrá disfrutar del asado con chorizos, carne, ensaladas, bebida y postre. Por la tarde, desfilarán los autos de colección, las postulantes a reinas, las reinas consagradas y las agrupaciones tradicionalistas. Además, habrá grupos de zumba para quienes deseen sumarse, feria de artesanos, y harán sus shows Micaela Cepeda, Lucas Figgini, La Adictiva, Matías y los elegidos, El Chaguanco y Banda 2001. Los grupos musicales ofrecerán un espectáculo para disfrutar entre amigos o en familia de una tarde única en el año.
“La galleta es nuestra principal anfitriona”, aseguró a Democracia Laura Bortagaray, miembro de la Comisión Vecinal de Fomento a cargo de la Organización del evento. “En cada edición hay canastos con galletas por todos lados, es una imagen muy linda, y el momento más emotivo es cuando salen los mozos con las bandejas repletas de galletas”, señaló Laura Bortagaray y agregó “va a haber puntos de venta de galletas, a cargo de distintas instituciones, para quienes deseen llevarse a casa después de participar de la fiesta”. Desde la organización aseguraron a este diario que esperan la llegada de más de 500 personas para el almuerzo y que muchas otras después se suman para disfrutar de la plaza y del paseo de artesanos. Por la tarde, tras el desfile también se llevará a cabo el sorteo de premios, la elección y coronación de la reina.
“A mí me gusta decir que es una fiesta de encuentro, la gente que vivía en el pueblo espera esta fiesta para volver y ver a su gente, algunos casi ni se acuerdan de las caras, se ven en las puertas de las casas y se abrazan, recuerdan dónde vivían cuando eran chicos y, entonces, por esas cosas vale la pena seguir haciendo esta fiesta, mucha gente se reencuentra”, dijoLaura Bortagaray y agregó “incluso vienen chicas que fueron reinas de otras ediciones, se encuentran con las demás, es muy lindo y gratificante”.

La historia de la galleta
La galleta de Rafael Obligado es única en la región. Allí se elabora con la misma receta y en la misma panadería desde que comenzó a hacerse, a mediados del siglo pasado, cuando las familias que vivían en el campo llegaban al pueblo para comprar la galleta y llevar a sus ranchos y casonas.
En tiempos donde la población rural era numerosa, las familias iban al pueblo una vez por semana o cada quince días en sulky o a caballo, hacían las compras para abastecerse y se llevaban el pan. Pero la masa del pan debía tener una consistencia especial para que se conservara fresca durante, al menos, siete días. Y así surgió la receta de la tradicional galleta de Rafael Obligado, con el sabor especial de una galleta de campo que, entre sus ingredientes, guarda el secreto de cómo mantenerse apta para el consumo durante varios días.

COMENTARIOS