La traza de 17 kilómetros une a Rojas con La Angelita.
La traza de 17 kilómetros une a Rojas con La Angelita.
DIECISIETE KILÓMETROS DE PAVIMENTACIÓN

Avanzan los trámites por la Ruta 45: inminente llamado a licitación

La obra en la traza que une a Rojas con Arenales lleva más de tres décadas sin lograr terminarse. Se firmó la rescisión con el anterior contratista y ahora se trabaja en el armado de los pliegos.

Desde que en 1983 se barajó la idea de abrir una ruta provincial que uniera a los distritos bonaerenses de Rojas con General Arenales, comenzó a analizarse la traza, se tomaron decisiones, se realizaron las expropiaciones necesarias, se firmaron contratos y todos los gobiernos municipales colocaron en su agenda la pavimentación de la Ruta 45 pero, 30 años después, la obra sigue inconclusa.
En febrero, el jefe comunal de Rojas confirmó que ya se contaba con el dinero para financiar la obra; la semana pasada, durante su visita a General Arenales, la gobernadora María Eugenia Vidal dijo que “uno de los primeros pedidos que me hizo Rossi fue el de la Ruta 45, vamos a hacer un esfuerzo compartido entre Nación y Provincia para poner en marcha la obra, los fondos están previstos y tenemos que apurar las licitaciones” y, en los últimos días se supo que la Municipalidad de Rojas ya logró la rescisión con el anterior contratista.
En diálogo con Democracia, el secretario de Obras Públicas, Daniel Boyeras, brindó detalles técnicos del proceso sin dejar de mencionar la ilusión de ser, de una vez por todas, el gobierno local que logre materializar la obra.

-¿En qué instancia se encuentra la gestión por la Ruta 45?
- Nos llevó mucho tiempo la resolución del contrato vinculado al antiguo contratista con el Municipio. Esta es una obra que fue licitada hace bastante tiempo atrás en forma descentralizada, la licitación la hizo el municipio pero la asistencia de fondos era en forma descentralizada, a través de Vialidad Nación. Esa operatoria había entrado en un impasse, con una serie de inconvenientes que tiene que ver con las actualizaciones de precios y demás, entonces se llegó al acuerdo de rescindir ese contrato. Hubo que gestionar las liquidaciones pendientes, los ajustes que se realizan entre la fecha de los contratos y la ejecución de las obras, esos montos quedan desactualizados por la inflación. Eso se pudo resolver, se avanzó en las liquidaciones pendientes y a base de eso firmamos la rescisión con el anterior contratista, paso imprescindible para poder hacer los nuevos llamados a licitaciones. El Municipio tiene convenio firmado de asistencia financiera con Vialidad Nación y con Vialidad de la Provincia de Buenos Aires.

-¿Vialidad ya recorrió la zona de obra?
-Nosotros nos contactamos con Vialidad Provincia y se gestionó la presencia de técnicos que recorrieron lo que se había hecho y se determinó el estado actual de la obra, desde que se realizó el movimiento de suelo y el tratamiento de base había pasado mucho tiempo, se definió cuál va a ser el nuevo paquete estructural a realizarse en el estado actual de la traza y, en este momento, estamos trabajando en el armado de la argumentación para tener los pliegos de las licitaciones. El llamado a licitación es inminente, no tenemos la fecha todavía, queremos ser prudentes, estamos trabajando en los pliegos en forma conjunta con Vialidad. Si bien es el Municipio quien tiene que licitar, la ruta es provincial y lo hacemos bajo la supervisión de Vialidad.

-¿El financiamiento con el que se cuenta cubre la totalidad de la obra?
-Tenemos convenio por 170 millones de pesos en total: 100 por parte de Nación y 70 por parte de Provincia, desglosados en dos partidas. Esa es la fuente de financiamiento con la que contamos ahora, vamos a ver qué resulta de este nuevo paquete estructural, si no se llega a la totalidad de la obra quedará un pequeño sector pendiente de conseguir los adicionales para cubrir la totalidad de la traza.

-¿Vidal se refirió a que habrá ajuste en gasto público, la obra de la Ruta 45 corre algún riesgo?
-Creemos que no. Esta obra ya tiene partida, son convenios ya definidos, entendemos que no se verían afectados por estas medidas. La gobernadora manifestó su preocupación por el estado de avance que tiene y por la importancia de la terminación para los vecinos de Rojas y de Arenales. Ellos se verán beneficiados con esta obra que ha quedado inconclusa durante tanto tiempo.


-Rossi tiene especial interés en esta obra desde el comienzo de su gestión
-Sí. En Rojas decimos que la Ruta 45 es el resumen de frustraciones que tenemos, por todas las cosas que no se logran. Hemos sido muy prudentes en ir dando los pasos necesarios, sin generar falsos anuncios, venimos trabajando así desde hace bastante tiempo y creemos que se están dando las circunstancias para que esto se termine de concretar y para eso seguimos trabajando día a día.

-¿Cuáles son los principales beneficios que traería esta obra?
-El principal aspecto positivo que tendría la construcción de la ruta es que hay un amplio sector muy rico, productivamente hablando, un sector agropecuario de mucha producción que se va a ver favorecido en la distancia de transporte a la zona de puerto más cercano, San Nicolás, Rosario. Ahora están dando una vuelta amplia para poder sacar la producción así que lógicamente trae un beneficio muy importante. Ni hablar del acceso a las ciudades de la zona, para todos aquellos productores que realmente tienen dificultades en los caminos, esto sería una vía de circulación muy importante para todos ellos. Hoy en día la ruta 45 termina en el medio de la zona rural y quedan 17 km pendientes de esa terminación, y desde hace mucho tiempo.

COMENTARIOS