La directora  Sandra Inés Olivero (izquierda) al encenderse el fuego.
La directora Sandra Inés Olivero (izquierda) al encenderse el fuego.
GENERAL PINTO

Concretaron la celebración de la tradicional "Noche de San Juan"

La tradición de hace 55 años, esta vez constó de una pequeña fogata frente a la Escuela Nº 30, por la pandemia del coronavirus.

Como ocurre todos los 23 de junio,en General Pinto se celebró la "Noche de San Juan", esta vez con una pequeña fogata, con previa autorización del intendente municipal, Jorge Alfredo Zavatarelli, debido a la pandemia que generó el coronavirus, que también fue quemado en el evento.
Como es habitual, se concretó frente a la Escuela de Educación Primaria "Juan XXIII" del barrio del mismo nombre y, además, se invitó a la comunidad a encender una vela en sus respectivas viviendas, "para quemar lo malo y que llegue lo bueno. Este año, el lema implementado fue `Alumbramos la noche más larga, desde casa´, señalaron los organizadores.


Previamente, algunos niños -del barrio y alumnos del establecimiento educacional- acercaron muñecos para quemar, con sus deseos adentro. La "Noche de San Juan" 2020 se transmitió en vivo por un medio de comunicación de la localidad, a través de su Facebook y, además, se realizó y se subió un video en YouTube.
La directora de la E.E.P.Nº 30, Sandra Inés Olivero, señaló a nuestro medio: "Fue un San Juan distinto, pero sin perder la tradición de 55 años. Quiero agradecer a los Bomberos Voluntarios, quienes siempre nos acompañan, y a las autoridades municipales que nos autorizaron a realizar una pequeña fogata en la Escuela".
Recordemos que el origen de esta tradición es pagano -y mucho más antiguo que su celebración cristiana- y se basaba en la conmemoración de la llegada del día más largo del año, con el solsticio de verano en el Hemisferio Norte.


Para conmemorar el día más largo del año, lo tradicional sigue siendo, en nuestro país y otras naciones, encender hogueras para purificar el Sol y darle fuerza ya que a partir de ese día, todos los días irían haciéndose más cortos (o más débiles) hasta llegar al siguiente solsticio, el de invierno, con la llegada de la noche más corta del año.
Una vez que nació el cristianismo, muchas tradiciones paganas fueron absorbidas por el calendario cristiano y la conmemoración de la noche más larga del año fue asociada a un evento puramente cristiano: el nacimiento de San Juan Bautista, que según la Biblia tuvo lugar el 24 de junio.
Como curiosidad, hay que destacar que se trata del único santo por el que se celebra una festividad en el día de su nacimiento, ya que lo habitual y tradicional es festejar el aniversario de sus fallecimientos o del traslado de sus reliquias.

COMENTARIOS