GENERAL PINTO

Alexis Raúl Guerrera presentó un pedido de informes sobre la deuda del Grupo Vicentín

El diputado provincial por el Frente de Todos de la Cuarta Sección Electoral, el pintense Alexis Raúl Guerrera, considera fundamental conocer los detalles que atraviesa el Banco de la Provincia de Buenos Aires en el contexto del concurso preventivo al que accedió el Grupo Vicentín, como así también visualizar que acciones judiciales se iniciaron con el objeto de garantizar el cobro de los créditos otorgados en su momento a la empresa cerealera.
La estatización de Vicentín desembarcó en la legislatura bonaerense de la mano del diputado y ex intendente de General Pinto entre 2003 y 2019, elevando Guerrera un pedido de informes, con el objetivo que tomen conocimiento público los detalles que atraviesa el Banco Provincia en el concurso preventivo que afronta la firma.
La iniciativa busca conocer certezas acerca de diversas cuestiones, entre las que se destacan el monto total de los créditos otorgados a Vicentín, individualizando cada uno de los empréstitos, el tipo de financiamiento, las fechas de su otorgamiento más su respectiva documentación respaldatoria.
Además, el diputado bonaerense quiere saber cuál es la situación actual de dicha deuda, individualizando los pagos realizados en caso de existir y las cuotas pendientes de cancelación y, en otro orden de cosas, el proyecto pretende que se indique cuáles fueron las garantías que el Banco de la Provincia de Buenos Aires requirió a la empresa a los efectos de otorgar el/los financiamientos crediticios e informe qué acciones legales lleva adelante en el concurso preventivo presentado por Vicentín.
“Mediante este pedido de informes procuramos esclarecer una situación que a la luz de los hechos resulta de dudosa transparencia, y que conlleva la necesidad de averiguar y conocer fehacientemente si los aportes crediticios concedidos al Grupo Vicentín por el Banco de la Provincia de Buenos Aires efectivamente fueron otorgados para su buen uso y con miras al desarrollo económico de la empresa y sus trabajadores, o simplemente se trató de una devolución de favores entre amigos del poder de turno”, apuntó el legislador del bloque oficialista.
En ese sentido, la iniciativa destaca que la deuda contraída por el Grupo Vicentín con la Banca Pública Provincial se originó mediante créditos que fueran otorgados durante el Gobierno de María Eugenia Vidal y que se encuentran en etapa de investigación en cuanto a si cumplieron o no los debidos requisitos legales.
“A partir de la información obrante en la Cámara Nacional Electoral (CNE), se puede constatar que Vicentín S.A.I.C. aportó a través de sus empresas Algodonera Avellaneda, Friar S.A y Oleaginosa San Lorenzo, la millonaria suma de trece millones y medio de pesos ($ 13.500.000) para financiar la campaña de Juntos por el Cambio, partido al cual pertenece (María Eugenia Vidal) la ex gobernadora”, argumenta el pedido de informes presentado por el diputado massista.
Por ello, sostiene el proyecto, “resulta necesario conocer en forma directa y precisa el monto total de los créditos otorgados a la empresa, sus condiciones y tipo de financiamiento, las fechas de otorgamiento y la situación actual de la deuda. Con la misma finalidad, es preciso determinar qué tipo de garantías solicitó el Banco de la Provincia de Buenos Aires a la empresa para otorgar el financiamiento crediticio”, completó Alexis.

RESPALDA LA DECISIÓN DEL GOBIERNO NACIONAL
En otro orden de cosas, Guerrera junto al legislador Juan Miguel Gómez Parodi, acompañaron la firma de un proyecto de declaración de la diputada Susana González que respalda la decisión del Presidente Alberto Fernández de disponer la intervención, en forma transitoria y por un plazo de sesenta días, de la empresa Vicentín S.A.I.C.
Asimismo, los legisladores apoyaron el envío al Congreso de la Nación del proyecto de ley de expropiación “con el fin de asegurar la continuidad de sus actividades, la conservación de los puestos de trabajo y la preservación de sus activos y patrimonio, en una clara acción de gobierno tendiente a asegurar la soberanía alimentaria y la paz social”.
Guerrera se pronunció a favor del proyecto del gobierno nacional para avanzar en la intervención y expropiación de la empresa Vicentín y cuestionó la “hipocresía” de la oposición de Juntos por el Cambio, que en las últimas horas calificó de “ilegal e inconstitucional” la iniciativa.
“Desde nuestro bloque apoyamos la decisión del Presidente, y acompañamos todo el proceso, desde la intervención por 60 días y el envío de un proyecto de expropiación al Congreso. Se trata de una empresa nacional importantísima, con incidencia en el mercado de producción de alimentos y la exportación de cereales, pero además, gran parte de su deuda la tiene con acreedores de la banca pública. Entonces, ¿ Por qué dejar que se desguace o la quieran capitales extranjeros, con la incertidumbre sobre qué pasará con sus trabajadores ?”, sostuvo el ex intendente de General Pinto.
“Entendemos que la decisión del Presidente Fernández es cuidar los intereses de los argentinos, más allá de que algunos no lo entiendan. Mientras se endeudaba al país en cifras históricas, esos mismos sectores no se quejaban, tampoco levantaron la voz cuando Vicentín presentó quiebra, pero ahora les molesta cuando el Estado nacional intenta cuidar su patrimonio, porque, en estas condiciones, ya es de todos los argentinos”, insistió.
Por otra parte, Guerrera calificó como “la hipocresía de siempre de la burguesía argentina” a los argumentos esgrimidos para oponerse a la iniciativa. “Esta intervención no significa acercarse a Venezuela, como se dijo. No tiene nada que ver con eso, estamos hablando de una empresa quebrada, con miles de trabajadores, proveedores y productores que pueden quedar en la calle. El Presidente está cuidando el trabajo de 5.000 familias, pensando en asegurar la soberanía alimentaria y la posibilidad de tener una empresa testigo en el mercado de exportación de granos”, reflexionó.
E insistió: “Cuando la oposición critica este tipo de medidas, por lo general pone como ejemplos a seguir a países como Chile o Estados Unidos. Pero, ¿quién maneja el cobre en Chile? Su mayor activo quedó en manos del Estado nacional. En Alemania, Merkel pone dinero en Lufthansa para evitar la quiebra de la aerolínea. Entonces, cuando los países extranjeros avanzan en el rescate de la economía doméstica, de alguna manera le encuentran la vuelta para justificarlo. Es la hipocresía de siempre de la burguesía argentina”, cerró Alexis Guerrera.

COMENTARIOS