Ignacio Ciocchini junto a su esposa y a sus padres, en una visita a Estados Unidos.
Ignacio Ciocchini junto a su esposa y a sus padres, en una visita a Estados Unidos.
GENERAL PINTO

Pintenses que residen en diferentes ciudades del mundo y la vida actual por el Coronavirus

Caminaron siendo niños y hasta su juventud las calles de General Pinto y del Distrito y aunque actualmente la vida los mantiene lejos de su terruño natal, por cuestiones laborales y de la vida cotidiana, siempre recuerdan al pago querido.
Seis de ellos están en Europa y el restante vive en los Estados Unidos y desde sus actuales lugares de residencia se prestaron a la requisitoria del director de "Hoy", para detallarnos como se vive en Francia, España, Italia, Inglaterra y EE. UU. en tiempos de Coronavirus, la pandemia que nos afecta a todos.
Estos son sus testimonios:

CINTIA BLAS: "HAGAN LAS COSAS BIEN Y TOMENLO SERIAMENTE"
La pintense Cintia Mariel Blas vive en Madrid junto a su esposo, Pablo, y desde la capital de la Madre Patria, nos señaló sobre la vida en tiempos de Coronavirus:
"Desde el lunes 16 estoy trabajando desde casa. Pablo si va al trabajo y solamente podemos salir de a uno a comprar al supermercado o a una farmacia. En Italia y acá en España, se tomaron medidas ya tarde, desgraciadamente asi que por favor ustedes hagan las cosas bien y tomen las cosas seriamente todos los argentinos y todos los pintenses".
Cintia trabaja en turismo, programando viajes de empresas y dijo al respecto:
"En estos momentos estamos con mucho trabajo, porque el Gobierno Español dio la orden de cerrar todos los hoteles, hay cientos de vuelos cancelados, otros trayendo a la gente que está lejos, otros pidiendo ampliar reservas de hoteles en diferentes destinos, por la cuarentena, etc. Pablo trabaja como distribuidor logístico de medicamentos que abastecen a España y Portugal e Italia y el también está con muchísimo trabajo", completó Cintia Blas desde la capital de España.

IGNACIO CIOCCHINI: "HA CAMBIADO TOTALMENTE NUESTRAS RUTINAS"
Ignacio Ciocchini vive en Estados Unidos y hace tres años se mudó con su familia a Brooklyn (uno de los cinco barrios de la ciudad de Nueva York y se encuentra en el extremo occidental de Long Island) y aunque reconoció que por ello "Estamos muy contentos aquí", luego expresó que "El Coronavirus ha cambiado totalmente nuestras rutinas diarias. Las oficinas en Manhattan están casi todas cerradas, incluyendo la mía y la de mi esposa. Ella trabaja en las Naciones Unidas, la cual estará cerrada, en principio, hasta el 12 de Abril. Estamos los dos trabajando desde casa, desde hace ya dos semanas y, en mi caso, lo estaré haciendo por dos o tres semanas más como mínimo. Escuché en las noticias que es muy probable que todo permanezca cerrado hasta finales de Mayo, o mediados de Junio. La escuela de nuestro hijo Joaquín está cerrada hasta el 30 de Abril, y todas las actividades fuera del colegio, como clases de fútbol, piano, colonias de vacaciones de primavera, etcétera, se han cancelado indefinidamente", manifestó inicialmente.
El destacado profesional con raíces pintenses expresó luego:
"Joaquín está en casa haciendo clases virtuales desde las 9 de la mañana hasta las 3 de la tarde. Él está bien, pero extraña a sus amigos y maestros, a los que sólo ve durante las clases virtuales o por video llamadas. Después de sus clases, jugamos aquí en casa o salimos a caminar o patear un poco la pelota en Prospect Park, que nos queda a unas pocas cuadras. Mientras no te juntes en grupos de más de diez personas, no hay problema. Aquí aconsejan estar separados de otra gente a por lo menos dos metros de distancia. Se complica un poco la situación cuando hay que ir al supermercado o a la farmacia, ya que siempre hay mucha gente y se arman colas bastante largas. Nosotros siempre compramos las cosas de supermercado por Internet, pero ahora como todo el mundo está en su casa es más difícil conseguir horarios disponibles de entrega. La gente está desesperada por el papel higiénico, por ejemplo. La demanda es muy alta porque casi nadie tiene bidet, y los supermercados se están quedando cortos".
Ampliando detalles de la vida actual en Brooklyn, Ignacio Ciocchini dijo:
"Con respecto al trabajo, las empresas están bien equipadas, así que tenemos conexiones remotas con las computadoras de la oficina, y acceso a todos los archivos que necesitamos. Es más difícil trabajar en equipo por video conferencia o por teléfono, pero de a poco nos estamos acostumbrando, no nos queda otra. Yo con mis clientes siempre trabajo a distancia, así que con respecto al diseño de productos, la situación no me ha cambiado mucho. Como no se puede viajar, se han cancelado las presentaciones en persona o visitas a la fabricas para aprobar prototipos. En mi caso, mando las presentaciones por e-mail, video conferencia, fotos o lo que se necesite para explicar el trabajo de diseño. Por ahora no tengo problema, y la ventaja es que como no hay que estar tomando el subte para ir a la oficina, se ahorra bastante tiempo".
También dijo que "Para hacer ejercicios físicos se complica un poco la cosa. Todos los gimnasios están cerrados, y no se pueden hacer deportes de grupo como, por ejemplo, partidos de fútbol. Sí se puede salir a correr o a andar en bicicleta solo, o con otra persona. Mi esposa está haciendo clases de yoga virtuales en casa, por ejemplo. Como estamos en familia y tenemos espacio, ya que no vivimos en Manhattan, creo que es un poco más fácil de sobre llevar la situación. En Nueva York hay mucha gente joven que vive sola, en departamentos muy chicos. Creo que a esa gente les está costando mucho adaptarse, ya que han perdido la parte social del día y, si no fuera por la Internet, no tendrían mucho para hacer. La gente de mi equipo de diseño que entra en esa categoría, no la está pasando bien", concluyó Ignacio Ciocchini.

JESICA CORONEL: "SOLO LES PIDO QUE SE CUIDEN Y QUE SE QUEDEN EN CASA"
Vuelve anualmente Jesica Coronel a su General Pinto natal, a visitar a sus afectos. Reside hace algunos años en Francia, junto a su esposo Cedric Calmet y al pequeño hijo de ambos, Léo Calmet Coronel. Residen en la Comunidad de Le Rove, al lado de Marsella, bella zona francesa y desde ese lugar, "Jessi" nos manifestó:
"Estamos en cuarenta desde hace dos semanas, medida que tomó el presidente de la Nación. Todas las personas que pueden hacerlo, deben trabajar desde sus casas y yo, como soy analista para una empresa del puerto, lo hago desde mi hogar. Mi bebé no concurre estos días a la guardería, porque está cerrada ya que los niños son el primer foco de contagio y también están cerrados los colegios y las universidades. Solo podemos salir con una autorización, a hacer las las compras básicas, en farmacias, súper mercados y demás".
Luego, Jesica destacó:
"La semana pasada, si te encontraban en la calle sin el permiso, te cobraban una multa de 35 euros y subieron ahora a 375 euros (unos 35.000 pesos). Lo de poder salir es excepción, es una norma que nos transmiten a todos. Vivimos normalmente en casa, cuidándonos, saliendo lo mínimo y necesario. Gracias a Dios, con la tecnología, las redes sociales, nos comunicamos seguido con la familia, realmente a través de ello, estamos cerca estando lejos".
No hay anuncios sobre de cuando se terminará esta cuarentena, sería un mínimo de seis semanas, así que sería hasta fines de Abril o principios de Mayo. El Estado ayuda a las empresas, ya que no deben pagar ahora alquileres, gastos y servicios, así pueden conservan los trabajos sus empleados, así la gente sigue con su fuente laboral. También facilita el seguro de desempleo parcial, a los trabajadores que no se presentan a trabajar. Acá en Francia, todo el que tiene su trabajo en blanco cotiza por el seguro de desempleo".
Ya en la parte final de la charla con "Hoy", Jesica Coronel manifestó:
"Todo el país esté movilizado, especialmente en Salud. Trabajan las enfermeras, médicos, los estudiantes de medicina y hasta los jubilados del sistema de Salud vuelven a sus trabajos anteriores. A las 8 de la noche, salimos todos a aplaudirlos, a agradecer a los trabajadores de la salud, por lo que hacen por la humanidad. He visto que en mi amada Argentina se han tomado buenas medidas, ya que se están adoptando decisiones drásticas y es lo mejor que puden hacer. A la gente de mi querido General Pinto solo les pido que se cuiden y que se queden en casa"

PARA MARTÍN DALLOCCHIO, "TRANSFORMÓ NUESTRA FORMA DE VIDA Y TRABAJO"
El pintense Martín Dallocchio Koornstra ha recorrido casi todo el mundo, con su trabajo en la empresa Carrefour y paseando en sus vacaciones junto a sus seres queridos, de allí que es una palabra autorizada para referirse a esta pandemia.
Nos expresó inicialmente: "Estoy en Roma actualmente. La pandemia del Coronavirus ha transformado totalmente nuestra forma de vida y trabajo, estoy casi aislado, no al 100 % en mi caso porque Carrefour está aún abierto, ya que somos considerados como primera necesidad. Voy a la oficina 3 o 4 veces a la semana en horas de la mañana pero estoy solo, todo mi personal trabaja en smart working desde la casa, y el resto del tiempo lo paso en mi vivienda".
Para concluir, quien ha trabajado para Carrefour en nuestro país, en Chile, en China y ahora en Italia, le expresó al director de "Hoy":
"Cuando estamos fuera de casa, debemos respetar el metro de distancia entre persona y persona, no podemos saludar dándonos la mano o besos y actualmente, Roma está ligeramente vacía de habitantes", completó Martín Dallocchio Koornstra.

FABRIZIO CASANOVA: "EL SISTEMA SANITARIO ESTA COLAPSADO"
Fabrizio Casanova Barrera está transitando su segunda temporada en España, como jugador de handball, actualmente militando en el equipo del Ford Alisauto Torrelavega, tras su paso anterior por Santoña. La cuarentana por el Coronavirus lo encontró en un gran momento personal como handbolista y a su equipo en excelente presente deportivo, que esperan mantener cuando se reanude la temporada de la Liga de Honor Plata del dicho deporte de la Madre Patria.
Inicialmente, Casanova señaló a "Hoy" desde Barcelona:
"Acá también recomiendan quedarte en casa y solo ir a comprar lo necesario a súper mercados y farmacias, y también concurrir a clínicas u hospitales si realmente te sentís mal, porque el sistema sanitario esta actualmente colapsado".
A mi me agarró en Barcelona la cuarentena, porque había venido a pasear y debí quedarme acá. Todo esto me cambió un montón la vida diaria, porque ahora entreno en el piso donde estoy viviendo en estos días. Hago los ejercicios que me dieron desde el Club, tareas de recuperación para mi tobillo lesionado y además, vemos videos, películas, hago video llamadas con mi familia y amigos de General Pinto, realmente todo esto nos cambió un montón".
Sobre el futuro, el destacado deportista de nuestra ciudad dijo, esperanzado: "Seguramente habrá mejoras en estos días, sacará el gobierno español nuevas reglas sanitarias, así que ojala mejore todo rápido, al igual que en la Argentina", completó "Fabri" Casanova Barrera.
Las sesiones de trabajo en directo son diseñadas por Alberto Nava, fisioterapeuta y readaptador del BM Torrelavega, quien dirige los entrenamientos virtuales a través del Instagram del club.
Los jugadores de la primera división torrelaveguense -entre ellos Casanova- cumplen este plan de trabajo destinado a potenciar el fortalecimiento muscular y prevenir lesiones.
A pesar de ser planteamientos dirigidos a deportistas profesionales, los entrenamientos tendrán un tono didáctico y serán fáciles de seguir para cualquier persona. Alberto Nava ofrecerá todas las pautas necesarias para que los aficionados puedan participar y hacer ejercicio de manera dirigida y controlada. Los únicos requisitos serán una esterilla, un espacio amplio y una toalla de mano.
Además, la entidad determinó programas específicos de trabajo para hacer ejercicios en casa hasta concursos virtuales con preguntas sobre el reglamento, pasando por el trabajo teórico sobre los elementos propios del balón mano. Álex Mozas, entrenador del primer equipo, y Óscar del Barrio, coordinador de las divisiones inferiores, son los responsables de estructurar estos contenidos.

MARÍA SILVIA ZANÍN: "PASAMOS UNA SITUACIÓN CRÍTICA"
María Silvia Zanín residió en su niñez y adolescencia en Ingeniero Balbin y completó a finales de la década del 70´ sus estudios secundarios en el querido Colegio Nacional de General Pinto.
Desde hace 24 años está radicada en Italia (hace diez que no viene a la Argentina) y desde ese querido país europeo nos dijo:
"Son momentos no fáciles, nosotros en Italia estamos pasando un momento muy difícil, una situación crítica. Nosotros, mi familia, está bien de salud, pero Italia está en emergencia, con una situación que no conocemos por este tema del virus, que ha llegado como tenía que llegar y llega a todas partes".
Zanín y su familia residen en la ciudad de Noventa Vicentina, al Norte de Norte de Italia, entre Verona y Venecia, y desde allí nos comentó:
"Yo trabajo como secretaria de un estudio notarial y estoy en casa por decisión de todos, del notario y nuestra también. No hay otra cosa mejor que quedarse en casa para bajar el contagio, porque el problema es que no hay lugares, no hay camas, en los hospitales".
Finalmente, la balbinense remarcó: "Los servicios sanitarios en Italia son buenos, pero esta es una enorme emergencia y hay que sobre llevarla", completó sus conceptos desde Noventa Vicentina (Italia), enviando desde allí saludos a sus familiares, amigos y a toda la comunidad del Distrito.

SANTIAGO MIRANDA: "NO MÁS EVENTOS SOCIALES NI JUNTADAS CON AMIGOS"
Santiago Miranda, de 32 años, es un pintense que hace poco más de un año se radicó en Londres. Allí trabaja en marketing digital para una empresa de análisis de datos y aunque a los 18 años de fue a estudiar a Córdoba y ahora vive en Inglaterra, tiene en nuestra ciudad a grandes afectos, sus padres, hermanos, sobrinos, amigos.
Sobre el Covid-19, "Santi" comenzó expresando:
"En un principio, a diferencia del resto de los países de Europa, acá en Inglaterra no se tomaron medidas preventivas, solo se recomendó confinamiento a las personas mayores o a quienes tenían algún tipo de enfermedad, por lo que siguió todo relativamente normal. Con las semanas, los casos de Coronavirus fueron aumentando y si bien el gobierno no anunciaba medidas, mucha gente empezó a auto aislarse y muchos restaurantes y comercios empezaron a cerrar sus puertos, por la baja del consumo".
Luego, Miranda señaló:
"A partir de este fin de semana (el pasado) indicaron desde el gobierno cerrar bares, restaurantes, teatros y museos. Pero no se decretó una cuarentena obligatoria. Con respecto al día a día, esta última semana cambió mucho la vida. Los que podemos, como yo, trabajamos desde nuestra casa, y si bien no es obligatoria la cuarentena, tratamos de quedarnos aislados, por lo que no más eventos sociales, reuniones ni juntadas con amigos", completó Santiago Miranda desde Londres.

COMENTARIOS