Un pintense diseñó un kit que permite detectar casos de dengue en 10 minutos

Un pintense diseñó un kit que permite detectar casos de dengue en 10 minutos

El bonaerense conforma un equipo con otros científicos argentinos. Pertenecen a la Universidad de San Martín.

Un pintense forma parte del equipo multidisciplinario de investigadores de la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) que desarrolló un kit diagnóstico para detectar el dengue sin necesidad de equipos complejos ni profesionales especialmente entrenados, en forma descentralizada y a bajo costo.

El dispositivo consiste en una tira reactiva similar a la que se emplea para el test de embarazo. Ya está disponible para su uso en el país y podría ser exportado.

"Estamos muy contentos porque logramos un producto comercial a partir de un desarrollo de ciencia básica, algo que pocas veces se logra -afirma Juan Ugalde, decano del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) y uno de los líderes del proyecto-. Venimos trabajando en enfermedades infecciosas desde hace muchos años. Hicimos la vacuna y un test de diagnóstico para la brucelosis. También investigamos en síndrome urémico hemolítico y obtuvimos un producto comercial que es bastante único en el mundo para su diagnóstico en chicos", le contaron a La Nación.

Hace algo más de cuatro años, los científicos decidieron crear la empresa de base tecnológica con un programa de financiamiento del Ministerio de Ciencia y Tecnología para dedicarse a desarrollar, producir y comercializar kits diagnósticos tanto para la salud humana como la animal en dos formatos: el clásico Elisa (que requiere equipamiento y personal especializado) y los sistemas llamados point of care, o POC, que permiten tener un resultado en minutos y con muy poco volumen de muestra.

"Hablando con personas de las municipalidades del conurbano, nos decían que uno de los problemas que tenían con el protocolo de atención para esta enfermedad era mandar las muestras al sistema centralizado, porque en el pico del brote no les vuelve el resultado que les sirve para identificar las zonas de más alto riesgo -cuenta Diego Comerci, biólogo y doctor en biotecnología del IIB y cofundador de Chemtest-. Entonces se nos ocurrió que si sabíamos hacer muy bien tiras reactivas de diagnóstico rápido podíamos diseñar una específica para esto".

Cumpliendo con el espíritu del instituto de generar soluciones para problemáticas locales, se pusieron manos a la obra para obtener un test que permitiera descentralizar el diagnóstico y prescindir de equipos costosos y cadena de frío. Así, la persona que recibe el caso sospechoso puede tomar una pequeña muestra de sangre, coloca la tirita en un tubito o casete y en minutos tiene el resultado.

Una vez tomada la decisión, le plantearon el problema al virólogo Diego Álvarez, doctorado con Andrea Gamarnik, investigadora del Conicet en la Fundación Instituto Leloir y referente internacional en la biología del virus (ver aparte).

"Le propusimos que se abocara al tema y lo hizo en tiempo récord -afirma Comerci-. En un año tenía los primeros prototipos de moléculas. Empezamos a probarlos, hubo que mejorarlas un poco, pero en septiembre del año pasado nos las transfirió. Para diciembre ya teníamos los prototipos de tiras, y la verdad es que en las pruebas funcionaron fantástico".

Diseñado y validado para el dengue 1, el de más amplia distribución en el país, en pacientes con más de cinco días de fiebre el test detecta el 92% de los casos, que luego deberán ser confirmados. "Lo preparamos para el tipo 1, pero sospechamos que también funcionará para el 2, el 3 y el 4 -agrega Comerci-. De hecho, hoy está previsto que firmemos un convenio con la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Carlos Malbrán (Anlis) para que el Instituto Maiztegui, que tiene sueros estandarizados de distintos serotipos, pruebe si también se puede aplicar a los otros".

Las tiritas tienen incorporada una proteína recombinante del virus (o antígeno, que se obtiene a partir de un gen clonado) que detecta la respuesta inmunológica del paciente (una inmunoglobulina M o IgM).

"La proteína viral se puede obtener de cualquiera de los serotipos -afirma Ugalde-. Es como hacer 'corte y confección'. Y como tenemos los otros antígenos, ese va a ser el siguiente paso. Podemos agregarles líneas a las tiritas o producir tiras múltiples. Lo importante es que estamos teniendo muy buenos resultados: en pacientes con menos de cinco días de fiebre, 'vemos' al 80% de los casos".

"Hoy, el dengue es la enfermedad viral transmitida por mosquitos más importante en el mundo y América Latina enfrenta un récord histórico por la cantidad de personas infectadas -afirma-. A falta de una vacuna efectiva, es imperioso trabajar en dos direcciones: la prevención, combatiendo al mosquito, y la detección precoz. Este desarrollo permite, precisamente, una detección rápida y a un costo reducido, y es el primer test comercial realizado en nuestro país".

"Completamos un círculo virtuoso -subraya Ugalde-: partimos de la ciencia básica, hicimos el producto y logramos la aprobación".Aunque todavía no saben a qué precio se comercializará el test, los científicos estiman que los costos mínimos de producción giran alrededor de los dos o tres dólares.

COMENTARIOS