GENERAL PINTO

Gran pesar por el deceso de Raúl Horacio Tavella

El sábado pasado, luego de la cena, el querido Raúl Horacio Tavella se descompensó y a la edad de 80 años falleció, dejando un gran dolor en sus familiares y amigos, que había cosechado a lo largo de su vida, desde su época de jockey aprendiz, en sus inicios en el stud de Luis Saccone, junto a Derlis Demilio y a “Beto” Díaz.
En la época de oro de nuestra hípica, el “Perro” Tavella fue jinete de opinión segura, además de “un caballero para correr”, de acuerdo a la definición de sus colegas. Y fue monta, entre otros, del recordado “Artero”, pura sangre hijo de “Artífice” entrenado por Onesto Puente en el estud “Los Eucaliptos”; de “Torreña”, “La Resuello” del mismo cuidador o del sprinter “Bonpa”,preparado por Bonín.
Dedicado hace tiempo a la cuida de pura sangre en el Campo II de San Isidro, Raúl Tavella sacó destacados ejemplares, como “Albus”, “Umone”, “Musical Kit”, “Epiros”, “Flesh for Milonga”, “Deluminator” y “Mi Nobleza”, entre otros.
En Mayo de 2016, la Municipalidad y el Concejo Deliberante de San Isidro lo distinguieron por su trayectoria en la actividad, reconocimiento compartido con Juan Esteban Bianchi, “Pochi” Etchechoury, Jorge Valdivieso, Aníbal “Brazo Fuerte” Etchart, Carlos Carabajal, Domingo Pascual, Juan Carlos Maldotti, Alfredo Gaitán Dassié, Héctor Sueldo, Vilmar Sanguinetti, Carlos Espinoza y “Lito” García.
“El `Perro´ era más bueno que el pan. Nunca vas a encontrar a nadie en el gremio que haya hablado mal de él”, aseguran las voces recogidas en distintos studs con abrumadora certeza. Ese don natural, heredado por su hijo, Guillermo, hace más profundo el hueco dejado por la partida de Raúl Horacio Tavella, un verdadero ejemplo de persona y como jockey y preparador de caballos de carrera.
Visitaba periódicamente General Pinto, la ciudad que había elegido para vivir su hijo; y también Raúl tiene en nuestra localidad a uno de sus hermanos, están aquí sus sobrinos y muchos amigos, que supo ganarse con su don de gran persona.
Desde estas páginas, enviamos nuestras sinceras condolencias a su hijo, Guillermo Tavella, a su esposa, Andrea María Saínz y a la hija de ambos, Luciana Tavella; a sus hermanos; sobrinos; otros seres queridos y allegados, a quienes deja un gran dolor el deceso de Raúl Tavella.

EL RECUERDO DE DANIEL FAYOLLE
Así recuerda el píntense Daniel Fayolle a Raúl Tavella:
“Lo conocí en los ´60 en La Plata; teníamos amigos comunes como el recordado Pedro Lincheta y su hijo, Jorge Lincheta y mi muy apreciado Horacio César Romano. Contemporáneamente, era un jockey de primer nivel. Seguro, firme y derecho, tenía estudiado el codo platense y en una gran maniobra buscaba volcar sus caballos por dentro. Creo que ganó una estadística en La Plata, o estuvo ahí de lograrla.
Cuando decidió dejar de correr, este cordobés se vino a General Pinto, donde ya vivía su hijo. Pasado algún año, le empezó a revolotear el turf nuevamente y algún tiempo fue encargado del Haras `Ancalú´´, de Maurice Larriviére, administrado por Sebastián Di Nucci, ganando desde `abajo´ algunas cuadreras largas. Después su historia es conocida por todos, se instaló en San Isidro como entrenador y sus pupilos cruzaron el disco con frecuencia, tenía muy buen, ojo asunto este que lo prestigiaba, y 2018 resultó un gran año para su stud.
Era de hacer amigos y muchos pintenses lo estimaban y le arrimaban pingos con absoluta confianza.
El sábado pasado le falló lo mejor que tenía. Lo despido con tristeza y acompaño en su pesar a su familia, a su hijo y a sus amigos íntimos”, cerró su emotivo mensaje Daniel Fayolle en su cuenta de Facebook.

COMENTARIOS