Los adolescentes posan en la calle, tras hacer un alto en las actividades barriales.
Los adolescentes posan en la calle, tras hacer un alto en las actividades barriales.
GENERAL PINTO

Jóvenes pintenses tomaron parte de la Misión Católica “Cardenal Pironio”

"Cardenal Pironio" se denominó la Misión Católica para jóvenes universitarios -que hayan terminado el nivel secundario- y la misma se concretó en la vecina ciudad de Lincoln, por tercer y último año, por lo cual se espera que en 2.020 se efectúe en otra localidad.
En esta oportunidad, se juntaron 50 chicos de toda la Diócesis de 9 de Julio, provenientes de General Pinto, Bragado, Pehuajó, General Villegas, 9 de Julio, Carlos Casares, General O' Brien, Trenque Lauquen, 30 de Agosto, Henderson, América, Baigorrita, Lincoln y Roberts, concurriendo los pintenses Gaspar Barisoni y Brisa Delgado.
El grupo juvenil de misioneros fue acompañado por dos sacerdotes de la Diócesis nuevejuliense y un Equipo Diocesano, prolongándose la Misión por una semana, en la cual los jóvenes se alojaron en la Escuela "Notre Dame".


La Misión se llevó a cabo en dos de las periferia de Lincoln, el "San José" y el "Cirigliano", este último un emplazamiento de tierras tomadas y al cual, hasta no hace mucho tiempo, no ingresaban las ambulancias y no había cloacas ni agua potable.
Los misioneros se levantaban muy temprano para desayunar y luego ir a rezar la oración de la mañana a la Capilla del Colegio. Luego, hacían una reflexión de un Evangelio y luego se dirigían a misionar a los citados barrios.
Al mediodía, regresaban al "Notre Dame", almorzaban y luego tenían horario libre hasta las 16.30, momento en el que compartían la merienda.
Tras ello, tenían una hora de formación (donde trabajaban sobre un material en particular, de la vida cristiana) y nuevamente se dirigían a misionar, donde a partir de la hora 20 se celebraba la Santa Misa en las calles de alguno de los dos barrios (que son vecinos), con la participación de adultos y niños allí residentes.
Finalmente, regresaban al Colegio, allí cenaban, hacían la oración de la noche para descansar, una reflexión y Adoración Eucarística y luego dormían, para levantarse al día siguiente a las 7.30 horas.

"Experiencia muy fuerte"
Sobre lo vivenciado en Lincoln, Brisa Delgado y Gaspar Barisoni señalaron a este medio:
"Nos dimos cuenta que la energía que se vive ahí es una energía renovada y linda. El último día de la Misión, se hizo una procesión con la Virgen y la batucada ´Fenix´ de Lincoln, recorriendo los barrios con alegría y muchos elementos de carnaval para celebrar. En lo personal fue una experiencia muy fuerte para los dos, ya que pudimos vivir siete días con chicos de toda la Diócesis, con austeridad y servicio y con la idea de acercarse a las periferias, salir de la comodidad y acordarse de los que la mayoría olvidan".
Finalmente, los dos jóvenes pintenses manifestaron su agradecimiento "Enorme a la comunidad y vecinos de General Pinto que ayudaron y colaboraron con productos que debíamos llevar a la Misión, para poder alimentarnos, y para ayudar con la limpieza y el mantenimiento del alojamiento. Esto fue muy importante para nosotros, así que queremos agradecer de todo corazón a aquellos que se interesaron y se acercaron para colaborar", cerraron Gaspar y Brisa tras la Misión "Cardenal Pironio" de la que participaron.

COMENTARIOS