Los queridos bomberos voluntarios de General Pinto festejaron su día
GENERAL PINTO

Los queridos bomberos voluntarios de General Pinto festejaron su día

Una jornada festiva vivieron los queridos bomberos voluntarios de General Pinto, durante la celebración anual de su día, vivenciando como es habitual el reconocimiento de la comunidad pintense.
Por la mañana, se realizó la formación rutinaria en el cuartel, encabezada por el jefe de la dotación, Guillermo Martín Chiarani, y por Carlos Wiesner, segundo jefe, y con toque de sirenas.
Por la tarde, se efectuó un caravana de móviles (haciendo sonar sus sirenas) por las calles de la ciudad cabecera, con la participación de bomberos jubilados y del cuerpo activo.
Para iniciar el acto central, hubo otra formación de efectivos y toques de sirenas (a cargo de los bomberos jubilados, desde los móviles), tras lo cual se entregaron distintos reconocimientos.


Por ascensos obtenidos, fueron distinguidos:
Guillermo Martín Chiarani, quien fue promovido a comandante; Carlos Wiesner, a oficial auxiliar de escuadra; Sebastián Piñeyro, a oficial auxiliar de dotación; y Luis Barreto, también a comandante.
Por otra parte, Sandro Ojeda, Daniel Luques, Fabio Luques; Matías García y Rodolfo Farotto ascendieron a ayudante principal.
Además, recibieron estrellas por antiguedad los siguientes servidores públicos:
Sandro Ojeda, por veinte años de servicio y Esteban Topa, por diez años como miembro de la dotación bomberil,ante el aplauso de la numerosa concurrenci, que colmó las instalaciones de Juan A. Iacianci e Hipólito Yrigoyen.


Avanzando en el acto, recibieron sendos diplomas Soraya Koornstra, Laura Gómez y Marcelo Alcalde, por participar de un curso de trauma en Chacabuco, al igual que a los jubilados que están participando activamente en la directiva de la institución.
Lo propio ocurrió con quienes hicieron un curso en el camión simulador de incendio y que fueron los bomberos Carlos Wienser, Carlos Paulucci, Matías García y Claudio Barreto.
Todo finalizó con una cena de camaradería servida en el salón de la entidad y compartida por los bomberos pintenses, sus familiares y miembros de la comisión directiva de la altruista institución, que transita sus 49 años de labor comunitaria.

COMENTARIOS