Juan Boris Silva lleva en andas al técnico Juan Carlos Gho.
Juan Boris Silva lleva en andas al técnico Juan Carlos Gho.
GENERAL PINTO

Pintense derrotó a Argentino de Lincoln y se consagró campeón invicto de séptima división

Al vencer como visitante a Argentino de Lincoln, 2 a 1 en el estadio "El Fortín" de los albicelestes, la séptima división del Club Atlético Pintense se coronó campeona invicta del torneo "Primavera Verano" 2017 de esa categoría, tras ganar cinco partidos, empatar el restante ante El Linqueño (sin goles) y con trece tantos a favor y solo cuatro en contra.
Mariano Ugartemendía a los 16´ y a los 30 minutos Sebastián Pajón, goleador del C.A.P. en esta categoría (hizo cinco), anotaron los tantos de los blancos de nuestra ciudad en la etapa de ida, poniendo arriba al conjunto de Juan Carlos Gho, al que solo le servía ganar para coronarse, ya que Argentino llegó al choque final con dos unidades de ventaja.
En el complemento, Juan Cruz Muñoz descontó de cabeza para los locales conducidos por el uruguayo Oscar Alsina, quienes buscaron la igualdad hasta último momento, pero no pudieron ante un elenco de Pintense que defendió bien e incluso pudo aumentar la ventaja con punzantes contragolpes.


Tras el pitazo final del árbitro Rubén Darío Delgado (fueron asistentes Alberto Jaime y Javier Esnaola), llegó el festejo de jugadores, cuerpo técnico, dirigidentes e hinchas del C.A.P., el que se prolongó luego -tras el regreso a nuestra ciudad- en la sede de avenida Mitre casi General Villegas.
En "El Fortín" y para coronarse, Pintense presentó esta formación:
Federico Piccardo; Fabián Videla, Vladimir Vicondo, Jonathán Suárez y Benjamín Barrera; Lautaro Borao, Juan Boris Silva, Sebastián Pajón y Agustín García; Enrique Mamani y Mariano Ugartemendia. Sup.: Gonzalo Robledo, Ezequiel Medranda, Ramiro Torres, Leandro Corvalán, Fausto Guagnini, Claudio Mendoza y Juan Aguirre. D.T.: Juan Carlos Gho. Prepador físico: Omar Castronuovo.


También se definió el certamen de novena división y en esta categoría, Argentino dio una nueva vuelta olímpica, que le significó el tricampeonato, ya que también se había adjudicado el "Apertura" y el "Clausura".
Los dirigidos por Luís Altamirano necesitaban empatar o ganar ya que desde Roberts habían llegado noticias que El Linqueño había goleado a San Martín, pero los pibes locales ni se inmutaron y antes del minuto empezaron a construir el triunfo.


Fue victoria argentinista 2 a 0, con el tempranero tanto de Bruno Varela y el definitivo de Ciro López, en un juego que el árbitro Javier Alfonso dio por finalizado antes de la tormenta, en común acuerdo entre dirigentes y cuerpos técnicos de ambas instituciones.

COMENTARIOS