También en los pueblos del Distrito se brindaron charlas sobre el conflicto bélico.
También en los pueblos del Distrito se brindaron charlas sobre el conflicto bélico.
GENERAL PINTO

Brindaron en todo el Distrito charlas sobre el conflicto bélico de Malvinas

Organizadas por la Subsecretaría de Cultura de la Municipalidad de General Pinto, se ofrecieron diversas charlas sobre los acontecimiento bélicos del año 1982 en las Islas Malvinas Argentinas, siendo las disertaciones ofrecidas en las localidades de Germania, Iriarte, Coronel Granada y General Pinto. 
"La guerra es el peor invento del ser humano, aquel que diga que no tiene miedo miente y en la guerra siempre hay miedo, nos fuimos con un pueblo que nos alentaba y cuando volvimos nos dio la espalda, y en ese tiempo no había psicólogo, psiquiatra ni ninguna asistencia que nos pudiera contener, pero ahora, cuando vienen a escucharnos sentimos el reconocimiento. Esto nos sirve a nosotros para sanar nuestra herida", expuso el veterano de guerra Roberto Carabajal.


También en parte de su mensaje, el visitante agregó que "Nunca me fui de la Isla, todos los días me despierto allá", señaló el héroe de Malvinas con emoción, en su paso por nuestro Distrito.
Los profesores e historiadores Claudio Bartolini y Carlos Gigliotti comenzaron sus disertaciones con una introducción sobre el por qué, cómo y cuándo comenzó el conflicto, las mentiras de la historia Argentina, los intereses económicos y la importancia de los recursos naturales de la Antártida Argentina y las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.
Luego, Roberto Carabajal y otro veterano de guerra, Ricardo Ayala, contestaron preguntas de los jóvenes asistentes y además presentaron los libros titulados "Hasta el último avión" y "Bravo el 25". 


Desde la Subsecretaría de Cultura comunal manifestaron su reconocimiento y respeto para todos los héroes y mártires del conflicto, como asimismo agradecieron al personal directivo, docente y alumnos de las instituciones educativas que participaron de las emotivas y esclarecedoras charlas.

COMENTARIOS