GENERAL PINTO

Isabel Burgueño, con las alas al viento

Ya es piloto comercial de avión, con habilitación para vuelos nocturnos y por instrumentos

A los 59 años, Isabel Teresa Burgueño concretó su sueño de volar bien alto y alcanzó la licencia más importante y profesional, logrando ser piloto comercial de avión, con habilitación de vuelos por instrumentos y vuelos nocturnos.
Se inició en el Aero Club de General Pinto, realizando allí el curso de piloto privado de avión en el año 2009. Luego continuó volando, con el objetivo de lograr la tan deseada licencia y durante más de ocho años fue acumulando horas de vuelo y realizando cursos intermedios, como por ejemplo el de Radio Operador Restringido, lo que le permite volar en espacios aéreos controlados.
El 12 de Mayo pasado, en el Aero Club de Villa Cañás (Provincia de Santa Fe) y después de dos duras jornadas de teoría, vuelo y simulador, Isabel logró cumplir el tan preciado sueño, con mucho esfuerzo y sacrificio, sorteando obstáculos impensables pero que existen a veces, y en la actualidad, ya tiene en sus manos la licencia tan esperada.
De acuerdo a lo señalado a “Hoy” por la flamante piloto comercial, está “Feliz con el objetivo alcanzado. Me dedicaré a disfrutarlo y a continuar volando bien alto, poniendo en práctica todo lo aprendido, navegando por distintos lugares y provincias argentinas y del exterior (dicha licencia la habilita para hacerlo) y seguir hasta alcanzar nuevas metas, que se verán en el futuro”.
Finalmente, a modo de reflexión, Burgueño resaltó “Lo maravilloso que es volar. Quien tenga el deseo de hacerlo, que no lo postergue nunca, ya que la aviación no tiene límite de edad, sino que el cuerpo y el alma dirán hasta cuando y donde podrán seguir. Invito a todos aquellos que sueñen a que se animen y emprendan esta bella profesión. Sin dudas, con las alas bien desplegadas y al viento, sentirán el placer más bello que Dios nos concedió”, cerró Isabel, quien en breve llegará a las seis décadas de vida.

COMENTARIOS